29 may. 2009

Críticas de Cine 10: Ángeles y Demonios

¡Saludos a los Viajeros!

Después de un tiempillo de inactividad, hoy vengo con la reseña de una de las últimas películas que he visto, Ángeles y Demonios, protagonizada por el siempre solvente Tom Hanks.



Bueno, esta película es una precuela (tan de moda ahora…) de El Código da Vinci, el otro best seller del amigo Dan Brown. Vaya por delante que, aunque me he leído ambos libros, yo no soy de los que se obsesionan porque la película tenga que ser exactamente igual que la obra original (He oído gente criticando El Señor de los Anillos, porque ¡¡no sale la parte de Tom Bombadil!!), hay que tener en cuenta que hablamos de adaptaciones, no calcos.

Además, ninguno de los dos libros me pareció una maravilla, y la primera película me dejó dormido de aburrimiento, con lo que no iba con muchas esperanzas la verdad. Pero como gran parte de mi grupo de amigos la esperaban así, con ansiedad, pues allí me encontré, viendo al amigo Hank con un pelo parecido al de Nicolas Cage.

Tengo que decir que esta película me pareció mejor que la primera. El tema es bastante interesante, y los entresijos, conspiraciones y traiciones del Vaticano siempre funcionan. Por cierto, que me perdonen los cristianos, pero hay que ver, vaya religión más tonta… ponen una bomba en la plaza, y en vez de irse, se quedan esperando que su fe los salve… Increíble.

Las interpretaciones, correctas, Hanks es de lo más destacado del film, junto con McGregor, hay algunos personajes interesantes, como el asesino, y tal. El problema es cuando el Langdom empieza a demostrar unas dotes de percepción y deducción que ya quisiera para sí Sherlock Holmes. El tipo es un lince, encuentra las relaciones entre las cosas en un pis pas, y casi sin margen de error.
Entre eso, y que la amiga que lo acompaña, poco más hace que servir de modelo, porque su participación es escasita, escasita.

Al final, después de un rato enorme, porque la película es larga, pero larga, se resuelve todo, los malos no son tan malos, ni los buenos tan buenos, Ewan McGregor demuestra que es un jedi (a ver sino como sobrevive a las hostias que se lleva con el paracaídas…) y uno se va del cine con la sensación de que ha pasado dos horas y pico viendo una cosa de la que se va a olvidar en medio día.

Pero oye, y la de pasta que van a ganar…

Mi nota: 5,5 y apurando.

20 may. 2009

Entre las Sombras (Parte 2)

¡Saludos a los Viajeros!

Bueno, tal y como dije en su momento, continuamos con las aventuras y desventuras de Vaeren y Joram, los dos protagonistas de mi propia campaña rolera, que espero que continúe este fin de semana.

Aquí os dejo la segunda parte, y en breve colgaré la tercera y última:


Entre las Sombras (Parte 2)

Estaba completamente paralizado. ¿Un ataque en Aguasclaras? Era tan inverosímil que no era capaz de reaccionar. Cuando las sombras furtivas se pusieron al alcance de la luz, el herrero pudo comprobar que eran hombres, sólidos y reales, que empuñaban afiladas armas mientras se deslizaban entre las casas que comenzaban a arder.

Poco a poco, su adiestramiento militar, que el tiempo había enterrado bajo el hábil artesano, volvió a florecer. En el centro de la aldea había una pequeña tarima de madera, con un alto poste vertical gastado por el paso del tiempo, del que colgaba una campana algo oxidada, utilizada para dar los pregones o las noticias importantes.

Con un ágil salto, el fornido herrero subió a la tarima y agitó con fuerza la campana. El repicar, unido a las voces de aquellos que empezaban a darse cuenta de la presencia de las llamas, resonó furiosamente en el silencio de la noche, mientras Joram daba la alarma con toda la potencia que le otorgaban sus pulmones.

- ¡Alerta, nos atacan! ¡Fuego, Fuego! ¡Nos atacan!

Los campesinos salieron en tropel de la posada, para ser recibidos por los asaltantes, que saltaron sobre ellos como animales. A los gritos de alarma se unieron los alaridos de dolor y agonía.

Joram, con el corazón a punto de estallar, corrió con toda la velocidad que le permitían sus piernas hacia la forja. Apenas si abrió la puerta, empujándola con el hombro, y penetró en sus estancias. En un desvencijado armario se encontraban sus antiguas armas, de cuando hizo el servicio militar, obligatorio para todos los jóvenes kaldrianos. Se echó por encima la cota de malla, llena de polvo pero aún en buen estado, y aferró uno de los enormes martillos de guerra, de mango largo, que tenía pendiente de entregar.

Gracias a sus poderosos brazos, manejaba el arma con facilidad, aunque a cualquier otro hombre le habría costado incluso alzarlo del suelo. Sin pensarlo dos veces, volvió a salir a la ardiente noche.




Con el primer grito de alarma, Vaeren Drakaar, Iniciado de los Caballeros del Dragón, ya estaba en pie. Con el segundo, abría la puerta de su habitación. Sin perder un segundo, con la presteza que da el entrenamiento y la práctica, se colocó su armadura y aprestó sus armas.

De una patada, abrió los postigos de la ventana, y saltó al exterior. Aunque extrañado en su fuero interno por el repentino ataque, sus pensamientos habían sido sustituidos por el adiestramiento en el combate. Al ver las figuras que atacaban el pueblo, se lanzó hacia la pequeña estancia que hacía las veces de establo, buscando su imponente corcel.

Éste, agitado ante las extrañas presencias, pataleaba con sus cascos el suelo, agitando la amplia testuz, con los ollares dilatados por el miedo. Vaeren trató de aferrar las riendas, pero en ese instante, uno de los asaltantes cayó sobre él, lanzando alaridos animales. El Iniciado apenas pudo interponer su escudo, desviando el letal golpe que habría acabado con su vida.
Su montura, enloquecida, salió al galope, huyendo del pequeño pueblo. Vaeren, enfurecido, soltó el escudo y aferró su espada bastarda con las dos manos, clavando sus pupilas en el enemigo. Era vagamente humano, con mucho vello corporal y unos ojos inyectados en sangre que lo contemplaban con odio. Se hallaba agachado, como una bestia acechando a su presa, y sujetaba en sus grandes y sucias manos una enorme y tosca maza.

La bestia saltó hacia él, pero el guerrero, haciendo gala de una gran pericia en el combate, se deslizó a un lado esquivando el ataque, y trazó un arco horizontal que terminó con su arma profundamente clavada en el costado de su contrincante. De un tirón arrancó su arma, tinta en sangre, y dejó al enemigo agonizante en el suelo.

Avanzó hacia el centro del pueblo y volvió a prepararse, pues dos enemigos se abalanzaban contra él.




Nada más salir, Joram pudo ver a uno de los salteadores, corriendo furiosamente hacia él. Sin dudarlo un instante, y con un gruñido gutural brotando entre los dientes, se abalanzó hacia la bestia.
Un instante antes de chocar, apoyó una rodilla en tierra y lanzó un potente golpe. Notó la espada de su enemigo surcar el espacio encima de su cabeza, apenas un momento antes de que la pesada cabeza del martillo impactara en el tronco rival, con un espantoso crujido de huesos.

El atacante voló varios metros hacia atrás, debido a la violencia del impacto, cayendo pesadamente al suelo, donde quedó inmóvil. Joram, respirando pesadamente volvió a lanzarse a la batalla, enfrentándose ahora a otros dos enemigos.

Los tres contrincantes se analizaron durante varios segundos, evaluando sus posibilidades. El herrero balanceaba el martillo de un lado a otro, tratando de cubrir todos sus flancos. Sabía que no era un guerrero, y que estaba en desventaja, pero lo que le faltaba en adiestramiento, lo supliría con furia.

Uno de los hombres atacó, enarbolando dos espadas cortas. Joram las desvió con el mango del martillo, y lanzó un golpe corto que alcanzó a su rival en el rostro, atontándolo. Tratando de aprovechar la oportunidad, el herrero alzó su arma por encima de su cabeza, con la intención de acabar con todo.

El martillo se abalanzaba letal contra el saqueador, cuando Joram sintió el frío beso del acero entre sus costillas. A pesar del latigazo de dolor, apretó los dientes y completó el movimiento, golpeando en la cabeza al que estaba aturdido.

Dio unos pasos hacia atrás, tambaleante. Notaba la sangre caliente manando de la herida, allá donde la hoja enemiga había atravesado la protección de malla. Su rival lo contemplaba con una feroz sonrisa en su bestial rostro, esperando a que le fallaran las fuerzas.

Anticipando eso, el herrero se lanzó contra su enemigo, lanzando golpe a diestro y siniestro, pero el dolor mitigaba su velocidad y potencia, con lo que el asaltante podía esquivar los golpes con facilidad.

Le quedaba poco tiempo y lo sabía.

19 may. 2009

Trailer Sherlock Holmes

¡Saludos a los Viajeros!

Hace un tiempo os hablé de la nueva película que estaba preparando el británico Guy Ritchie, basada en el famoso detective de Baker Streer. Como ya dije en esa entrada, iba a estar protagonizada por el genial y rehabilitado Robert Downey Jr. (que gran actor ha recuperado el cine...) y Jude Law, interpretando a Sherlock Holmes y Watson respectivamente.

Pues ya tenemos trailer oficial, y hay una cosa que está clara, no va a ser el clásico Holmes de los libros de Conan Doyle, el sagaz investigador calmado. Esta versión va de un Sherlock Holmes más gamberro y con más acción, y con puntos de humor.

A mí me ha gustado, la verdad. La iré a ver de seguro, además que, después de Iron Man, me encanta Downey Jr. jejeje.

Os dejo el trailer:


17 may. 2009

The Hunt for Gollum

¡Saludos a los Viajeros!

Hace algún tiempo, descubrí por la red algunas noticias que hablaban de una pelicula amateur, hecha por y para fans, sobre el Señor de los Anillos. Específicamente se trataría de la misión que Gandalf encomendó a Aragorn, la de buscar a Gollum.



No le presté demasiada atención, pues suponía la típica cutrada hecha por cuatro frikis de tres al cuarto... ¡nada más lejos de la realidad! Acabo de terminar de verla, y estoy flipando. Vale, se nota que es amateur, pero ya quisiera más de un directorzuelo de tres al cuarto hacer algo similar a esto.

Tiene una calidad brutal, y los personajes, pese a no ser ni de lejos tan carismáticos como los originales, no están nada más. Como ya digo, una muy digna "hermana menor" de la maravillosa trilogía.

Os dejo el enlace a la página principal, donde podréis descargaros el video en HD, ya viene con los subtítulos y todo.

The Hunt for Gollum


Cuando veáis el vídeo, recordad:

No es oro todo lo que reluce
ni toda la gente errante anda perdida.
A las raíces profundas no llega la escarcha
el viejo vigoroso no se marchita.
De las cenizas subirá un fuego
y una luz asomará en las sombras;
el descoronado será de nuevo rey,
forjarán otra vez la espada rota.

15 may. 2009

Ríos de Tinta 07: La Flor de Jade I, El Enviado

¡Saludos a los Viajeros!

Hoy voy a hacer la reseña de un nuevo libro, en este caso, del primer tomo de la Pentalogía La Flor de Jade, llamado El Enviado.
Publicado por Mundos Épicos, una nueva editorial que parece apostar muy fuerte por autores nacionales, que hay muchos y bastante buenos (de este tema hablaré en alguna otra entrada).


El autor, Jesús Barona Vilches, nos presenta aquí un nuevo mundo, rico y variado, pero al mismo tiempo lleno de “caras conocidas”. Elfos, enanos, orcos, trolls… en definitiva, todo lo que siempre ha caracterizado a una buena historia de fantasía.

Lo primero que tengo que decir es que se nota que el universo creado por el autor está perfectamente pensado al milímetro. Una enorme cantidad de nombres, ordenes, héroes, y un detalle que me ha encantado, multitud de notas al pie que ayudan a conocer mejor el mundo en el que transcurren los hechos.

Sobre la trama… bien es complicado. Hace algún tiempo, el Culto del Kallah, una oscura organización que adora a dicha diosa, se alzó en armas contra los humanos. Apoyados por legiones de orcos, goblins, saurios, hombres bestia y demás fauna, aniquilaron casi por completo a la humanidad, quedando ellos como gobernantes.

Ahora, unos jóvenes procedentes de nuestro mundo, se encuentran misteriosamente transportados al universo de la Flor de Jade, y se ven envueltos en profecías, contiendas y sobre todo, muchos problemas.

Voy a empezar con las virtudes de este libro:

Lo primero, la elegante prosa del autor. Pese a pequeños fallos que comentaré más adelante, la forma de escribir de Jesus Vilches nos atrapa, haciendo que sin darnos cuenta, estemos completamente inmersos en las vicisitudes de los protagonistas.

Segundo, los personajes. Ha creado una serie de personajes bastante atractivos, y bajo muy punto de vista, originales (Alwënn el medio elfo-medio enano es un ejemplo). Además, el grupo de jóvenes de nuestra realidad hace que nos identifiquemos con ellos, al hacerse constantemente preguntas sobre el mundo donde han ido a parar.

Y tercero, el magistral uso de lo que voy a llamar “el enigma”. El autor abre muchas líneas argumentales, presenta muchas situaciones y personajes que son muy atractivas, y luego, cuanto más interesante está la cosa, corta la acción dejándote completamente intrigado. (Un ejemplo claro lo tenemos con Akkolom, al principio del libro, que me encantó, y apenas supe de él hasta un buen puñado de páginas más adelante. O con el Venerable Ishmant, cuya primera aparición, no hace otra cosa que plantear más intrigas…)

Y ahora, con las partes negativas:

La primera, un fallo de estilo que comenté con el mismo autor (se suele pasar por el foro de Ábrete Libro, lo tengo en los enlaces del blog) es el excesivo, y cuando digo excesivo, es MUY EXCESIVO, uso de los puntos suspensivos. Sé que es un buen recurso para generar tensión, pero es un fallo que se repite demasiado.

La segunda, es que noté un bajón de ritmo notable en la parte final del libro. La Flor de Jade I empieza trepidante durante sus primeras páginas, pero a partir de la mitad del libro, mientras los personajes van vagando de un lugar a otro en compañía de los dos elfos, el interés decae. Creo que esa parte podría haberse aligerado si perjuicio de la historia final. Por suerte, en la parte final, remonta el vuelo, y de qué manera! (Grande, Rexor jejeje)

Conclusiones:

Creo que es un muy buen libro, una novela notable. Tiene algunos defectos que demuestran que es la obra de un escritor novel, pero son defectos que no empañan el resultado final, puesto que la historia y los personajes son tan potentes que disimulan los pocos errores.

Por mi parte al menos, espero ansioso su continuación, porque me he quedado con las ganas de saber lo que les ocurre a los pobres chicos.

Mi nota: 7

12 may. 2009

Cabecera Fallida

¡Saludos a los Viajeros!

Después de pasarme por el blog de Tierra de Bardos, pude ver como su autor, que tambíen se pasa por estos lares de cuando en cuando, había cambiado la cabecera.

Bien, pues como yo había instalado el Photoshop con la intención de currarme un mapa guapo de mi mundo, me dije: ¡Pues vale, me curro una cabecera!

Tras estar trasteando un rato con el programita de marras, me salió algo parecido a esto:


Vale, no es que sea una gran cosa, pero oye, orgulloso me siento de mi obra. Pues cual fue mi sorpresa al comprobar que, con la plantilla de blogger que había instalado, no podía poner una imagen de cabecera. Es más, ni siquiera puedo añadir una descripción al blog!!

Y lo intenté, vaya que si lo intenté. Literalmente, me pasé media noche con el maldito cógido html, dejandome la vista en un intento de modificar la plantilla sin joderlo todo. Entonces, se me planteó una disyuntiva:

¿Cambiar la plantilla por otra menos vistosa, pero más "modificable" o dejar la que está y que le den a la cabecera?

Bueno, paranoias mías, pero ya llené una entrada chorra más jeje. Ah, y también postee la imagen, que para eso me la "curré".

Saludos

11 may. 2009

Críticas de Cine 9: Star Trek

¡Saludos a los Viajeros!

Hoy voy a hacer la reseña de la última película que he visto en el cine, en este caso la nueva Star Trek, dirigida por J.J Abrams, el creador de Perdidos.





Por lo pronto, debo decir que me ha gustado, y mucho. Que el director sea considerado un genio por muchos era una cierta garantía de éxito, pero no las tenía todas conmigo cuando entré en la sala.

Nunca he sido excepcionalmente aficionado a la ciencia ficción, por ejemplo, las películas antiguas de Star Wars, aunque entretenidas, no es que me vuelvan loco, precisamente. Aún así, disfruto con joyas como Firefly, que me parece una serie excepcional, y cuya cancelación merecería una tanda de asesinatos en serie…

Por lo tanto, soy un completo desconocedor de todo el universo “trekkie” salvo el famoso “teletranspórtame Scottie”, los klingon y Spock. Es más, recuerdo haber ido a ver una película de Star Trekk al cine, protagonizada por Charles Xavi…digo Picard, que me dejó bastante frío.

Entenderéis entonces que fuera un poco reticente a dicha sesión. Pues nada más lejos de la realidad, porque salí encantado. La película tiene todos los elementos que me gustan de la Sci Fi. Acción a raudales, personajes carismáticos, un villano muy molón, y efectos especiales de última generación. Si a eso le añadimos un guión resultón, pues oye, mejor que mejor.

Debo suponer que los fans de Star Trekk encontrarían bastantes guiños a la serie original, pero para un neófito como yo, esta película es un muy buen inicio para conocer los entresijos trekkies.

Entrando en el apartado del reparto, debo decir que, a mi parecer, ha estado muy acertado. El nuevo capitán Kirk, aunque algo típico, cumple con su papel de chulo macarrilla pero de buen corazón, y nuestro querido Sylar hace de un Spock casi calcado al original (joer, se parecen un montón la verdad…)

No quiero destripar nada del argumento, pero en definitiva, como se puede ver en los trailers y en las sinopsis, se trata del inicio de todo, las aventuras que juntaron a toda la famosa tripulación a bordo del U.S.S Enterprise, comandada por el Capitán Kirk. Por en medio metemos paradojas temporales, batallas estelares y alguna cosilla más.

Por mi parte al menos, muy muy recomendable. Ah, y también para aquellos que no son excesivamente friáis (que somos pocos jeje) porque mi novia la vio, sin tener maldita idea, y también le encantó.

Mi nota: 8

8 may. 2009

Entre las Sombras (Parte 1)

¡Saludos a los Viajeros!

Como dije un par de entradas atrás, voy a postear la primera parte de la campaña que estoy dirigiendo, ambientada en un mundo propio. He aprovechado para practicar mi "técnica de escritura" y he narrado este encuentro más como una novela o relato, que como crónica de la partida, pero bueno, espero que se entienda.

No me machaquen mucho, que apenas lo he podido revisar, porque lo escribí en los tiempos muertos del curro.

Saludos


Entre las Sombras (Parte I)

El sol comenzaba a asomar entre los nevados picos del este, lanzando sus rayos sobre la pequeña aldea construida al lado de un arroyo de aguas cristalinas. Unos tañidos rompían la quietud del alba, un sonido lo suficientemente alejado como para no despertar a los vecinos de Aguasclaras, que aún disfrutaban del cálido abrazo del sueño.

Cuando la luz de la mañana cayó sobre la pequeña forja, situada a varios centenares de metros de las casas vecinas, el fornido hombretón que se afanaba sobre el yunque cesó de golpear. Soltó el martillo en el suelo, y con unas grandes tenazas, sumergió el metal incandescente en una cuba de agua fría.

El líquido siseó y barboteó, expulsando una intensa nube de vapor, que al disiparse reveló la pretérita forma de una hoja de espada. Con una enguantada mano, el herrero se secó el sudor que perlaba su frente, apartándose los cabellos negros de delante de sus ojos, sin poder evitar una sonrisa de placer al contemplar la evolución de su trabajo.

El hombretón, de nombre Joram, se quitó el mandil de cuero y los guantes, colgándolos sobre un oxidado gancho clavado a una de las vigas de madera. Con paso tranquilo salió al exterior, notando el frío de la mañana en contraste con su piel ardiente, y alzando un cubo lleno de agua, se lo arrojó encima, aliviando su calor y despejando su agotada mente.

Había trabajado durante toda la noche, y el cansancio comenzaba a hacerse notar en sus doloridos músculos, pero era la única forma de terminar el trabajo. Al vivir en una aldea tan apartada de la ciudad de Khyne, el Hogar de los Sabios, dónde se reunían los más importantes miembros de los Gremios Obreros de Kaldria, tenía que aprovechar en las ferias semanales que allí se celebraban para vender sus productos.

Tras beber un poco de agua, que se llevó la sequedad de su garganta, se preparó para continuar con el trabajo, pero un sonido familiar le llamó la atención. La forja estaba construida cerca del sendero que conducía a la aldea, de forma que todos los viajeros que recorrían ese camino, pasaban por delante de ella.
Y aquel sonido, sin duda emitido por los cascos de un caballo, indicaba la llegada de un madrugador viajero.

Por uno de los recodos del sendero apareció un jinete, guiando un hermoso corcel de color gris oscuro, de largas zancas. El que lo montaba era un hombre alto, de cabellos rubios y mirada penetrante, que cabalgaba con porte erguido, sujetando las riendas con la siniestra. Sobre la cota de mallas que tintineaba levemente a cada paso de la montura, vestía una sobrevesta gris, con un pequeño símbolo a la altura del corazón, un dragón con las alas extendidas, bordado en hilo dorado.

Joram aunque intrigado, no se sorprendió de la presencia de un Caballero del Dragón en Aguasclaras, a fin de cuenta, el sendero que atravesaba el pueblo se unía al camino real que llevaba al Alcázar del Este, uno de los bastiones más importantes de la Orden.

- Buenos días, maese herrero -saludó el recién llegado, con una inclinación de cabeza-¿Sabéis dónde puedo echar un trago por aquí? Tengo la garganta llena de polvo del camino…




-¡¡Os lo juro, cayeron sobre el pueblo como una jauría hambrienta!! - la cascada voz del anciano fue ahogada por las carcajadas que resonaron en la atestada sala de la posada.
-¡¡No os ríais, malditos!! -exclamó el viejo campesino-Yo estaba allí cuando ocurrió todo.

El Viejo Oddar, el más anciano del lugar, con casi noventa años a sus espaldas, contaba tal y como había hecho cientos de veces, el último ataque que Aguasclaras había recibido por parte de los habitantes de las Tierras Muertas, pero el resto de vecinos, mucho más jóvenes, se lo tomaban a risa.

El Iniciado, que se había despojado de los atavíos de su Orden y se encontraba sentado en una desvencijada silla de madera, no pudo evitar esbozar una sonrisa, al tiempo que tomaba algo de vino, rodeado de campesinos curiosos que le hacían innumerables preguntas sobre los acontecimientos del Reino.

Joram, sentado un par de asientos más allá, apoyaba los pies sobre la mesa al tiempo que apuraba el último trago de cerveza. Se había hecho tarde, y al día siguiente tendría que madrugar si quería terminar su trabajo, así que con un largo suspiro, se puso en pie y se despidió de los parroquianos.

Al salir al exterior, inspiró profundamente, llenando sus pulmones de aire puro, y se encaminó hacia su hogar, sumergiéndose en los sonidos de la noche. Mientras caminaba, silbaba entre dientes una vieja tonada infantil, completamente despreocupado.

De pronto, una extraña luz a su izquierda le llamó la atención. Se detuvo, escudriñando las profundidades del bosque, intentando descubrir que había sido aquel repentino fogonazo, cuando se volvió a repetir. Una vez, y otra más, en diversos puntos en el interior de los árboles.
Antes de que pudiera reaccionar, la noche se cubrió de fuego. Primero fue una, pero a esta primera la siguieron muchas más. Proyectiles ardientes que comenzaban a clavarse en las casas de la aldea, ardiendo fácilmente al contacto con la madera.

Paralizado, Joram no pudo hacer otra cosa que contemplar cómo unas figuras sombrías, oscuras como la misma noche, se deslizaban entre la vegetación en dirección al pueblo.

6 may. 2009

Recomendación: Tierra de Bardos

¡Saludos a los Viajeros!

En mis vagabundeos habituales por la Red ( y gracias al aburrimiento del curro, todo hay que decirlo...) encontré hace varios días el blog de un escritor valenciano que, como han hecho muchos, entre los que me incluyo, ha desarrollado su propio mundo, llamado Erian, en el que ambientar sus historias.

En el blog ha colgado varios relatos, ambientados en dicho mundo, en los que se nos da una muestra de la imaginación y el buen hacer del autor. ( Me encantan los Caballeros del Fénix jeje). Ya lo enlazado en mi blog, pero por si acaso, os repito la dirección, para que no lo perdáis de vista.

http://tierradebardos.blogspot.com/

Saludos

Alsharak

5 may. 2009

Recordando Viejas Glorias: Blade

¡Saludos a los Viajeros!

Mientras preparo la lista de entradas que tengo pendientes (se me acumula el trabajo…) hoy aprovecho para hablar de una película que para mí fue un mito en su momento, y que aprovechando su reposición ayer por la noche, pude comprobar que sigue manteniendo frescas todas aquellas cosas que me encantaron en su momento.

Estoy hablando de Blade, esa película protagonizada por Wesley Snipes, Kris Kristofferson y Stephen Dorff, en la que Snipes daba vida a un cazador de vampiros de estética muy molona, basado libremente en los comics Marvel.



Sí, soy consciente de que la película fue atacada por la crítica, y de acuerdo, no voy a negar que como película en sí, sea mala. Su argumento está cogido con hilos, tiene fallos a mogollón (como demonios nace un vampiro de pura sangre?????) y unas interpretaciones cuanto menos, cuestionables.

Pero me encanta. Me gusta tanto que la fui a ver cuatro veces al cine en su momento, y aún hoy, cada vez que puedo la veo. ¿Por qué? Os preguntaréis, y voy a hacer un pequeño resumen de las cosas que me gustan.

Su estética. Blade mola mucho, digan lo que digan. Vale que es raro que un tío se pasee por la calle así, con espada incluida, y nadie diga nada, o que el tío haga mil flipadas y no se le caigan las gafas de sol, pero que queréis, el tío mola un huevo.

Las coreografías de artes marciales. Me encanta el estilo seco y duro de Snipes, con golpes muy marcados que refuerzan la sensación de fuerza. Se nota que el actor es experto en artes marciales, pero en ninguna de las posteriores (que no me gustan…) se repiten estos magníficos combates.

LAS DOS ESCENAS. Así, con mayúsculas. La película tiene dos escenas clave, que son las que aún en día me siguen flipando. La primera, la de la discoteca del inicio, que ayudada por una banda sonora espectacular, se queda marcada en la retina.
Y la segunda, la final, cuando Blade bebe la sangre de la protagonista, y recupera sus fuerzas, repartiendo a diestro y siniestro.

Vampiros, hostias, protas molones… ¿Que más se puede pedir? En definitiva, un clásico.

Lástima que ninguna de las posteriores le lleguen a la altura, a pesar de Guillermo del Toro. Como dice el amigo Blade:

¡Se ha abierto la veda de los chupacuellos!