31 ago. 2012

Los Mercenarios 2

¡Saludos!

El jueves pasado, gracias a mi querida pareja, conseguí entradas para el preestreno de Los Mercenarios 2.


Vaya por delante que soy un fan incondicional de la primera parte, teniendo en cuenta que es cine de acción de la vieja escuela, del que ya no se hace, así que esperaba con unas ganas brutales el estreno de esta película. (De hecho, vi el tráiler y pensé: si un tráiler empieza con explosiones y tiroteos… mola!)
Y que puedo decir… me pareció una auténtica pasada de película. Una de esas maravillas en las que no tienes que preguntarte si el giro de guión X, o el actor Y, o si es una visión oscura de un personaje no se qué (ejem…Batman...ejem…) sino en disfrutar de las barrabasadas, explosiones, tiroteos, peleas y sobre todo, frases casposas molonas que se van sucediendo a modo de homenaje a lo largo de la peli.

Stallone ha hecho algo mítico, reunir a los ídolos de todos los chavales que crecimos viendo Rambo, disfrutando de Conan y Terminator, o sufriendo con John McLaine en el edificio Nakatomi. Y no se olvida de ninguno de nosotros, poniendo guiños a diestro y siniestro de cada uno de nuestros héroes.

A medida que vas viendo la peli, vas flipando con las escenas de acción, sin poder evitar una sonrisa con los puntos de el Chuache, con las bromas a Rambo y con Yipikaiye hijo puta. Y cuando ya están los tres, arma en mano, repartiendo estopa, es como el éxtasis o el nirvana, el paraíso del AED (Acción, Explosión, Destrucción).

Además, rematado con la presencia del Todopoderoso Chuck (adoremos a nuestro Señor Norris), que aparece en escena de forma brutal, y encima sin cortarse un pelo en autoparodiarse a sí mismo.

Curiosamente, hablando de actuaciones, el que se lleva la palma es el coleguita JCVD. Aparte de mostrarnos que a su edad, sigue dando patadas giratorias con las piernas abiertas como en los viejos tiempos, hace un papelón más que digno como “malo” de la peli.

No quiero meterme más en profundidad con la misma, porque no quiero soltar spoilers… un momento. ¿spoilers? ¿De qué? ¿Acaso a alguien le importa de qué va la peli? Tiene unos cinco-diez minutos iniciales espectaculares, un primer tramo correcto, y un final apoteósico, con un toque nostálgico, que se va notando hacia el final, como si fuera una despedida.

Y es que no olvidemos que, a pesar de lo en forma que estén algunos, nuestros queridos héroes ya están para el geriátrico jajaja.


La verdad que no dudéis, id a verla y disfrutad como niños, que a fin de cuentas, de eso se trata.