4 jul. 2013

Defendiendo al Hombre de Acero

¡Saludos!

Bueno, pues ya he visto El Hombre de Acero. Y en contra de lo que parece opinar medio mundo, me ha gustado. Es más, me ha encantado, hasta el punto de que la pongo en mi podio particular de adaptaciones de superhéroes.

Creo que Henry Cavill ha sido una elección acertadísima para hacer de Kal’el, sobre todo si lo comparamos con el sosainas de Brandon Routh. Cavill ES Superman, como Bale es Wayne, y Downey Jr. Es Stark. La escena en la que sale el tío flotando delante del ejercito, te das cuenta de que estéticamente al menos, es clavadísimo.

Y por no hablar de los progenitores de Super, tanto el terrestre como el kriptoniano. A estas alturas pocos vamos a descubrir a Costner y a Crowe, pero es que los dos son de lo mejorcito de la película, y a mí, personalmente, la estética que le han dado a Kripton, con esas armaduras, me ha gustado bastante.

Sí, es cierto que han cambiado muchísimas cosas con respecto al personaje original, pero cojones, que su primera aventura fue publicada ¡¡en 1938!! Qué han pasado 75 años, y les guste a los puristas o no, tienen que actualizarlo, que hay que mantener el interés de las nuevas generaciones. Los jóvenes de hoy en día (y yo me incluyo aunque ya alcanzara el umbral de los 30) reclaman otro tipo de historias, que son otros tiempos.

He oído y leído quejas porque Superman no mata, o que apenas tiene en cuenta a la humanidad a la hora de luchar. Vamos a ver si yo no lo he entendido mal. Tenemos a un tipo, con un poder inconmensurable, que lleva toda una vida ocultándose, trabajando de granjero/pescador/camarero/etc. Y de repente, descubre que viene de otro planeta, y que a la Tierra llegan un puñado grande de supertipos igual de poderosos que él, pero encima, entrenados como soldados.

Kal’el, muy heroicamente, se va a enfrentar a ellos, y ¿qué ocurre? Que se lleva una felpa espectacular, apenas consigue mantenerse con vida, y se lleva hostias por todos los lados, vamos igual que si yo intento pegarme con un Delta Force, me revienta sí o sí. Y recordemos, son supertipos, mientras se dan con todo, los humanos no somos mas que hormiguitas, así que es normal que el pobre Superman, tenga que concentrarse por completo en no morir.

¿Y cómo va a derrotar a un tío igual de fuerte, pero el triple de cabrón si no es matándolo? Ya en la peli se ve que es algo que hace en contra de todos sus ideales, que Superman es como es gracias a Jonathan Kent, que le ha inculcado sus creencia. Es un héroe novatísimo, de nivel 1, que comienza ahora su andadura como protector de la Tierra.

También dicen que las batallas son muy rápidas, que la cámara no se qué, y no se cuantos… Bueno, yo personalmente, creo que se ha reflejado muy bien un combate entre supermanes. Ultra velocidad, hostias descomunales, destrucción, y las balas de los soldados rebotando entre ellos como si fueran moscas.

Es que no hay que olvidar que hablamos de supervelocidad, superfuerza, super todo! No podemos pedir batallas a cámara lenta, que estoy harto de ver a un Superman contenido, que sólo usa su velocidad para volar muy rápido, pero luego pelea como un humano normal. No, la escena en la que la kriptoniana le patea el culo a los soldados es un ejemplo muy bueno de cómo debe ser un combate de tal magnitud.

Ojo que no todo es perfecto, ni mucho menos. Hay mucho secundario metido con calzador, y la parte del Daily Planet, sobra por completo, la han metido por meter. Lois Lane, directamente apesta, tanto la actriz como sus escenas. Han querido “obligar” la relación sentimental, y han metido a la periodista en todos los fregaos, incluso en los que no pega. En la escena del avión militar, a la tipa le habrían dado dos palmaditas en la espalda y se habría quedado en tierra, que su única labor era meter un pendrive en la nave, que además…¡lo hace el científico!

En mi opinión, no hablamos de una película de sobresaliente, ni mucho menos, pero sí que es una muy buena adaptación, como origen del personaje, a años luz de la estupidez de Superman Returns, y bien actualizada a los tiempos que corren (por ejemplo el traje de Superman es, visualmente, la caña, aunque no sea tan icónico como el tradicional), y no creo que sea digna de tantos palos la verdad.

Muchos tratan de compararla con Batman, cuando son completamente diferentes en concepto. Batman es un héroe oscuro, incomprendido, un hombre trata de sobreponerse a sus propias debilidades, al contrario de Superman, que es un héroe, un icono, un faro de luz para la humanidad.

En definitiva, una muy buena película de superhéroes que es de lo que se trata.



P.D Hay dos escenas bastante memorables en la película. Una de ellas, coincidiendo con Frankenrol es la escena en la que Jonathan Kent observa a su hijo jugar con una capa y el perro, como anticipando lo que será en el futuro. Es simplemente genial.

Y la otra, es el momento en el que sale de la Fortaleza de la Soledad, acompañado por la música de Zimmer. Brutal.