17 oct. 2013

Sobrenatural 8ª Temporada

¡Saludos!

Ayer terminé de ver la octava temporada de Sobrenatural, la serie en la que los hermanos Winchester se parten la cara contra todo tipo de criaturas sobrenaturales.

Vaya por delante que soy un declarado fan de la serie. Una serie ultra friki, que con escasos medios, nos da historias espectaculares y unos personajes extraordinariamente carismáticos.

Considero que las cuatro primeras temporadas de la serie son muy buenas, sin muchas pretensiones dan un entretenimiento de calidad. Vamos, que me encantó desde ese primer capítulo con la fantasma de la carretera.

Pues he terminado esta temporada con una sensación agridulce. Por un lado, contento, porque es sensiblemente mejor que la anterior (pésimos los Leviatanes), y que me sigue entreteniendo lo suficiente como para sentarme a ver las andanzas de los Winchester, y da algún que otro capítulo memorable (todavía me estoy riendo con el capítulo del rol en vivo y el discurso final).

Pero aunque sigo disfrutando de la serie, me queda el regusto amargo de comprobar que la serie cada vez pierde un poco más de fuelle y siguen alargando el chicle más y más. De seguir a sí, presiento que van a tirar por el váter todo lo conseguido con el paso de los años.

Ojo, entiendo que los personajes han evolucionado. Soy consciente que el Dean de ahora, con todo lo que ha sufrido, no puede ser ni de lejos el loco que perseguía a las nenas y con el que te partías la caja en cada capítulo. Y que Sam ha dejado de ser ese joven idealista que trata de apartarse del negocio laboral.

Pero precisamente eso era para mí Sobrenatural. Dos hermanos que se enfrentaban a su legado con cierta despreocupación e idealismo. Ahora todo es más trascendental, más sufrido. Y la verdad, después de tres temporadas seguir con las historias de desconfianzas entre los hermanos y de sufrimientos callados, de secretos y mentiras… joder, cansa un poco.

Incluso un personaje tan molón como Castiel ha terminado algo desdibujado con el paso de las temporadas.
Pero bueno, seguiremos disfrutando de los, cada vez menos habituales, chispazos de genialidad y deseando que los que llevan el timón de la serie den un golpe en la mesa y se salgan del “guion carril” que se han metido en los últimos tiempos.


Por lo pronto, la nueva temporada empieza con una idea potente, con esa “Lluvia de Ángeles”, que por cierto, es una escena muy espectacular. 

11 oct. 2013

Probando Bolt Action

¡Saludos a todos!

Aunque hace milenios que no pongo nada por aquí, eso no significa que mis actividades frikiles hayan disminuido, gracias a los Dioses. En los últimos tiempos, parece que en el grupo ha despertado cierta pasión por los wargames, lo cual hace que sonría con satisfacción maligna.

Siempre he sido aficionado a los wargames, pero nunca en plan competitivo, de ir a torneos y eso, así que, el que últimamente hayamos jugado a Warhammer 40000, El Señor de los Anillos, Flames of War y Kings of War, me llena de orgullo y satisfacción.

Y al hilo de esto, viene la entrada de hoy. Ayer fui a Porto, una tienda de Las Palmas, a probar un juego ambientado en la 2ª Guerra Mundial, concretamente el Bolt Action de Warlords Games.



A diferencia de otros juegos que he probado (Blitzkrieg Commander y Flames of War) el Bolt Action es un juego que se basa más en la infantería, lo cual, personalmente me encanta. La escala es 28 mm, con lo que no me dejaría los ojos pintando minis enanas, y lo más importante, el reglamento me ha parecido sencillo y perfectamente ajustado.

Lo primero que tengo que decir, es que me ha encantado. Es un juego relativamente rápido, bastante fácil de aprender (creo que con una partida dominas el 75% del juego, si no mas), muy táctico y en el que el azar, aunque presente, no es determinante.

La partida de ayer fue de americanos vs alemanes. Yo estaba al mando de los americanos, "apadrinado"  por Antonio, que era quien hacía la partida de iniciación, contra los alemanes dirigidos por el maligno tandem de los Yeray's (que a lo largo de la partida, a juzgar por las tiradas, se demostró que eran alemanes arrepentidos, porque fallaron más que una escopeta de feria)

Las fuerzas eran, así a grandes rasgos:

Americanos
3 pelotones de infantería(dos de doce hombres y uno de diez), armados con fusiles y BARs
1 equipo de Francotirador.
1 grupo de mando

Alemanes
2 Equipos de Infantería
1 Escuadra de Asalto
1 Mortero
1 grupo de mando
1 médico

El escenario del juego que nos salió (se determina tirando en una tabla) fue con objetivos. Concretamente, conquistar el objetivo rival, sin perder el tuyo propio. Para esto, debías terminar con una unidad amiga en contacto con el objetivo rival cuando finalizara el último turno.

Bien, pues fue una partida trepidante, que se decidió en el último movimiento del último turno,  y en el que pudo ganar cualquiera. Creo que, salvo pequeñas cosas, no hubieron grandes errores tácticos por ninguno de los dos bandos, lo cual hizo que la partida dependiera un poco de la suerte de los dados.
El despliegue fue tal que así (Alemanes al norte, y Americanos al sur):



En Bolt Action los turnos son alternos/aleatorios. Me explico, al principio de la partida, metes en un recipiente tantos dados del color de tu bando como unidades tengas en mesa. El contrario hace lo mismo, y se van sacando dados. Si es de tu color, activas una unidad. Si es del contrario, es él quien la activa. Sencillo, simple, efectivo y emocionantísimo. Durante la partida hubieron un par de situaciones de "como salga un dado de los alemanes me cago por las patas pabajo..." y otras en las que claramente, fui beneficiado.

En mis turnos avancé en plan machote, al estilo americano, utilizando la regla de los USA de que pueden mover y disparar sin penalización (lo cual es una habilidad muy molona). Los alemanes jugaron con un estilo un pelín más defensivo, buscando buenas posiciones, y confiando en el poder de sus armas para desgastar a los locos yankees que corrían gritando hacia ellos.

Durante el juego, comprobé algo que ya había visto en otros wargames. Las máquinas de guerra, esas poderosas armas que en un día bueno te dan la partida de forma casi automática, pero a las que no puedes confiar tu estrategia. Impactando a 5 o a 6 en 1d6... Ayer hasta los últimos turnos, no impactaron, y cuando lo hicieron, ya estaba ese flanco vendido.

Mi heróica unidad del flanco izquierdo avanzó a pecho descubierto entre los zambombazos del mortero (pudiendo haberme tirado cuerpo a tierra, para hacer aún más dificil que el mortero impactara, corría hacia delante, jugandome la destrucción), pues sabía que la escuadra de asalto alemana que estaba allí, como entrara por la izquierda, me hacía un hijo. Aquí la suerte estuvo de mi lado.

Tras un par de intercambios de disparos, ambas unidades estaban "Pinned". En este juego, cuando te disparan, lo importante no es sólo causar bajas, sino que añades marcadores de "Pin" o inmovilizado, a la unidad a la que disparas. De este modo, cuando esta quiere actuar, tiene que hacer un chequeo de activación, pues puede ser que, debido al fuego enemigo, no se muevan.

Pues cuando yo tenía a la escuadra de asalto a huevo...¡fallé mi chequeo de activación! ¡Horror! ¡Fuego, destrucción, salchichas frankfurt iban a capotearme vilmente! Pero la suerte se iba a aliar con los patriotas americanos, porque cuando él fue a activar para aniquilarme vilmente... ¡falló su chequeo de activación!
De modo que,  la valerosa compañía yankee aniquiló a los alemanes y aseguró el flanco izquierdo.
Mientras tanto, el equipo de francotirador se ganaba el sueldo, porque oculto desde la distancia, iba "pineando" unidades enemigas, lo cual al final, como se vio, fue determinante.

Llegamos al último turno. Los alemanes, una vez perdido el flanco izquierdo, buscaban el empate. Una unidad americana se parapetó tras una muralla e inició un intercambio de disparos con los alemanes. A su vez, por el centro del campo de batalla, otra unidad corría entre las ruinas, buscando aproximarse al objetivo.

Se sucedieron los intercambios de disparos, y los americanos asaltaron la posición enemiga. Sufrieron bajas, los alemanes se resistieron como soldados de élite que eran... hasta que al final, cuando parecía que las dos unidades alemanas restantes iban a cargar contra los valientes soldados de América que aguantaban la posición, aniquilándolos...¡entre la nieblas y el humo de los disparos, surgió la unidad yankee restante y destrozó con sus armas a los alemanes (saqué una mega tirada determinante que acabó con más de la mitad de la unidad alemana). Los alemanes, pese a todo cargaron con una última orden...

Era el todo o nada. Última tirada. Asalto Cuerpo a Cuerpo. En Bolt Action, ambos tiran a herir, y el que más saque, aniquila a la unidad enemiga. Yo tiraba más dados, pero hería a 5+. El tiraba menos, pero hería a 4+. La balanza se inclinaba ligeramente al bando americano, pero nada era seguro.

America 3 Heridas
Alemania 2 Heridas

¡Victoria!  ¡Retroceded malditos chucrut!



En definitiva, un juegazo. He caído como una perra, y me lo voy a pillar a pesar de que se me acumulan los juegos y las minis. Partida emocionantísima, y creo que los participantes se lo pasaron pipa también.

¡Ya os iré contando!