23 ago. 2011

Conan el Bárbaro



¡Saludos a los Viajeros!

Conan, el bárbaro de las norteñas tierras de Cimmeria creado por Robert E. Howard, se ha convertido en parte de la cultura popular de nuestra época por méritos propios. La mayoría de la gente sabe quién es Conan, aunque no pertenezcan al mundillo friki, gracias a la película protagonizada por nuestro ex gobernador de California favorito.

Además de gustarme la película, he devorado prácticamente la totalidad de los relatos publicados sobre el personaje, e incluso leído varios comics sobre el mismo, así que puedo declararme un gran fan del cimmerio. Así que bueno, cuando supe que se estaba preparando un remake, recibí la noticia con una mezcla de esperanza y escepticismo que a medida que iba viendo imágenes y trailers tiraba más hacia lo primero que hacia lo segundo.

Como habréis adivinado, os vengo a dar mi opinión sobre la nueva película dirigida por Marcus Nispel.






Vi las primeras imágenes del protagonista, Jason Momoa, caracterizado como Conan, y quedé encantado. Me parecía que era más mucho más parecido al original, más atlético que músculado, más felino que bestia descontrolada. Encima, aparecían algunos nombres interesantes en el proyecto: Ron Perlman, Rachel Nichols, Rose McGowan… y ya cuando pude ver el Red Band Trailer, quedé absolutamente flipado.

Sinceramente, cuando la fui a ver, ignoraba esa vocecilla dentro de mí que me decía que podía ser una soberana mierda, y esperaba una nueva 300. Bien, sobra decir que quedé completamente decepcionado.

Cierto es que Momoa, sin ser un genio de la interpretación ni mucho menos, es de lo mejor de la película. Muy bueno en las escenas de batalla, buena caracterización, vamos, en ese sentido aprobado con nota. Su enemigo, tiene carisma, su hija, la hechicera Marique, da bastante mal rollete, las localizaciones de Hyboria, aunque en exceso digitalizadas quizá, molan mucho.

Pero como he dicho en muchos sitios, el guion lo escribió un mono colocado de vodka y LSD.



ATENCIÓN: SPOILERS

Vamos a ver. Empezamos con la vida de Conan de pequeño, Ron Perlman bien, la escena de Conan con los pictos, bien… vamos un principio esperanzador, con escenas de lucha brutales como tiene que ser. Matan a su familian, el Conan niño clama venganza y tal. Estupendo. Y aquí se empieza a liar.

Conan, acompañado por un grupo de guerreros/mercenarios con Carisma 0, deciden liberar unos esclavos. ¿Cómo lo hacen? Pues zumbándoles unas rocas del tamaño de catedrales, sin tener en cuenta si les daban a los esclavistas o a los esclavos… ¿Para qué coño los vas a salvar si casi te los pules a base de rocazos mamón?

Después, aparece el ejército de Kalar Zim qué se recorre Hyboria tirando de un barco a través de la tierra (WTF???). Y no contentos con eso, asaltan un templo, y ¡¡derriban las murallas estampando el barco contra ellas!! Sí señor, espectacular.

Otro ejemplo: Se llevan a la churri de Conan al castillo del malo maloso, y en lo que este se decide a sacrificarla (recordemos que lleva más de diez años esperando a pillarla) al Conan le da tiempo a ir a otra ciudad, para buscar a su colega ladrón, y colarse en el castillo.

Pero eso no es lo mejor. Su colega se cuela en el castillo por unas puertas secretas abriendo ¡¡con un manojo de llaves!! No fuerza las cerraduras, las abre con una llave. Luego entran, escena de batalla molona, montan un pitote de mil pares de cojones, y cuando están dentro, se dan cuenta que los malos ya se han ido!!!!!!!!!! Nuevamente, increíble.

Y así, podría seguir un buen rato.



FIN SPOILERS

Es una gran putada, porque a medida que veía la película, y veía las escenas de combate, pensaba: Joder, que gran película se podía haber hecho. Además, ni siquiera había que complicarse, simplemente adaptar alguna de las historias de Howard. Tienes un actor que prácticamente es Conan, se mueve como Conan, tienes pasta para hacerlo a lo grande, y hacen un guión de un niño de guardería. Una auténtica pena la verdad.

Y como es lógico, ha sido un descalabro en taquilla. Solamente han recaudado 10 millones de dólares por ahora, cuando costó más de 90. Putada para el pobre Momoa, que la verdad ha encadenado dos personajes muy potentes, como son el Khal Drogo de Juego de Tronos y éste Conan.

Quizá en otras manos, con un director y un guionista en condiciones, estaríamos hablando de una película al mismo nivel de 300 o del Señor de los Anillos, una película que nos devolviera la vieja y añeja Espada y Brujería de toda la vida.

Mi nota: 6 (y de milagro, porque al menos, te entretienes con las peleas)