15 abr. 2010

Críticas de Cine 12. Furia de Titanes

¡Saludos a los Viajeros!

Probablemente ya hayáis escuchado o leído muchas reseñas y críticas con respecto a la película de la que voy a hablar, pero bueno, yo siempre he ido un poco a mi aire jeje. Voy a dar mi opinión del remake de Furia de Titanes, protagonizada por Sam Worthington, ahora tan de moda por la (desde mi punto de vida) sobrevaloradísima Avatar.

Primero que nada un consejo. Ni se os ocurra, por nada del mundo, verla en 3D. Después del furor de Avatar, muchos productores avispados han decidido encasquetarle el 3D a las pelis, aunque inicialmente se rodara en las dos dimensiones de toda la vida. ¿Y esto en que se traduce? Pues en que la peli es en 2d normal, y en algunas secuencias, apenas 3 o 4 se ve un efecto cutre que se puede llamar 3D.

Hacedme caso, véanla en dos dimensiones, que además se verá mejor la acción.

Una vez dicho esto, tengo que recomendar encarecidamente, el visionado del trailer de la película. Es digno de oscar, en serio. Condensar en tan pocos minutos tanta épica, con una musica brutal… en definitiva, una pasada de trailer.

La putada, es que lo mejor de la peli está en el trailer. Tenía muchas, muchas esperanzas puestas en esta película, desde que vi los promocionales hace tiempo. Me encanta la Antigua Grecia, así como la Mitología, de hecho, después de El Señor de los Anillos, la película que más me ha gustado con diferencia, es 300 aunque no sea muy histórica que digamos.

Así que, comprenderéis la ilusión con la que fui al cine, sobre todo, al ver en el trailer gorgonas, krakens y demás parafernalia mitológica. Pues para varia, un bluff. A ver, la película me gustó. Es bastante entretenida, y se me pasó muy rápido, el protagonista, y sobre todo, Drakos, el secundario que va con él, mola un puñao, la recreación y el vestuario de la época está super conseguido…. Peeeero, toda esa épica que apuntaba el trailer se queda por el camino. Las escenas de acción están bien resueltas, pero no tienen ese toque 300, aunque cuente con ralentizaciones, y quizá, en algunos puntos, sigue con el rollo tan de moda ahora de mover la cámara como si el que la lleva tuviera epilepsia.

Y al final, lo que se podría haber convertido en un clásico, se queda en un producto palomitero que, los no fans del mundo antiguo, olvidaran con bastante rapidez.

Mi nota: 6

No hay comentarios: