25 may. 2010

485. La Batalla de Mearcred Creek

“¡Acercaos! ¡Venid todos a escuchar mis palabras! Yo, Gaeldas el Bardo, os contaré las aventuras y desventuras de grandes héroes.

Traedme una buena bebida, y os narraré de aquellos tiempos en los que los jóvenes caballeros fueron la pesadilla del invasor sajón.

De cuando combatieron en Mearcred Creek, regando el campo de batalla de sangre enemiga, y llevando a cabo grandes hechos de armas. ¡Venid y acercaos he dicho! Pues así continúa su historia…”

Los caballeros se habían quedado sorprendidos al ver al Conde reunido con todos sus hombres de confianza y ataviados para la guerra. Pronto, su señor los puso al día.
Al parecer, el Rey Uther había convocado a sus tropas para atacar a los sajones del sureste de Britania, aquellos comandados por el Bretwalda Aelle. El ejército de Llogres se había reunido a escasa distancia de Sarum, y los caballeros tenían que pertrecharse para el combate y reunirse con las tropas lo antes posible.

En ese momento, el chambelán de Sir Roderick abrió las puertas de la gran sala, anunciando a un nuevo caballero. Era nada menos que Sir Gunner, el Oso de Salisbury, el cual, ya recuperado de sus heridas, respondía a la llamada de su señor con la presteza acostumbrada.

Cuando el enorme caballero entró, con su hacha adornada al cinto, su cabello rubio ondeando y la capa hecha de la piel del oso que había matado en Imber, un murmullo se levantó entre los caballeros del Conde, sobre todo por la parte de Sir Amig, el Asesino de Sajones, pues Gunner era la viva imagen de aquellos a los que iban a combatir.

Sir Langley, cuyo odio por los sajones era casi tan elevado como el del Castellano de Tilshead, sumó su descontento a las quejas de Sir Amig.

- Ya nombran caballero incluso a los perros…- Sir Langley, haciendo amigos.

Durante unos instantes pareció que las palabras iban a dar paso a las armas, pero afortunadamente, la intervención del Conde apaciguó los ánimos, al menos temporalmente. Una vez terminada la reunión, la mayoría de los caballeros se fueron a prepararse, pero nuestros valientes héroes se quedaron allí, sobre todo, al ver que la Condesa Ellen, acompañada de varias mujeres en edad casadera, habían entrado en el salón.

Sir Jaradan, la Espada del Condado, se acercó al grupo de mujeres, y se inclinó con una floritura, solicitando con educación y gracia las bendiciones de las damas antes de partir al combate. Éstas, entre risas, se lo concedieron con gusto, pues de todos era bien conocida la fama de mujeriego del joven caballero.

Sir Garrick, impresionado por la belleza de Lady Adwen, y por qué no decirlo, aún más impresionado por sus heredades, dedicó unas bellas palabras a la joven y hermosa viuda. Tan buenas palabras usó, y tanta pasión puso en su petición, que la joven le otorgó una prenda para que lo portara en combate.

- ¡Llevaré este pañuelo en el corazón, para que me de fuerzas en la batalla! - Sir Garrick, haciendo planes de futuro.

De este modo, los caballeros partieron, seguidos por sus fieles escuderos, a encontrarse con las tropas del Rey Uther. Rápidamente, Sir Garrick y Sir Loic hicieron gala de sus habilidades para la Equitación, y se adelantaron a sus camaradas, que continuaron el viaje sumidos en un hostil silencio.

Al anochecer alcanzaron el campamento, una multitud de tiendas de campaña alzadas a la luz de las hogueras, donde caballeros, soldados y seguidores, disfrutaban de los pocos momentos de descanso que les quedaban.

Los caballeros paganos decidieron celebrar lo que quizá podría ser su última cena de la mejor forma posible, que era ingiriendo enormes cantidades de hidromiel y cerveza. Tanto alcohol fue peor soportado por el Caballero de la Lanza, que se levantó al día siguiente con una fuerte resaca, acentuada por los gritos de ánimo de Sir Brastias, uno de los caballeros del rey, que instaba al campamento a ponerse en marcha.

- Vale, sabemos que es el guardaespaldas del rey… pero ¿por qué grita tanto? - Sir Loic después de una noche de fiesta.

Lentamente, como un enorme animal que se despereza, el ejército de Britania se pone en marcha, hasta alcanzar las cañadas de Mearcred. Allí, se encuentran con un espectáculo que pone a prueba los nervios de los jóvenes caballeros. Cientos de sajones los recibían, gritando, maldiciendo y bramando en su idioma, mientras entrechocaban sus armas, y sus druidas, sucios y malolientes hombres vestidos con pieles, escupían encantamientos contra los britanos.

De entre las tropas sajonas salió un hombre, montado en un caballo blanco, vestido con pieles de oso. En su mano izquierda empuñaba una enorme hacha, y en la derecha, una lanza en cuya parte superior se mostraba un cráneo de lobo ensangrentado.

Era Aelle, Bretwalda de los Sajones.

Aelle clavó los talones en su montura y se acercó a galope hasta las filas britanas, desdeñando un posible ataque. Cuando estaba a un tiro de piedra del enemigo, clavó su lanza en el suelo y señaló a todo el ejército rival con su hacha, vociferando desafíos en su idioma. Alentado por los gritos de sus soldados, el Bretwalda volvió grupas y se unió a sus tropas.

Los britanos, aunque abuchearon al sajón, contuvieron el aliento en espera de la respuesta al desafío. Y esta no se hizo esperar.

Lentamente, con parsimonia, un enorme caballo de batalla, negro como la noche, surgió entre los britones. Sobre él, un hombretón de noble porte, cabello y barba rojas como el fuego, ataviado con una decorada armadura y un valioso manto ribeteado de armiño. La montura avanzó despacio, hendiendo el suelo con sus cascos, hasta alcanzar el estandarte sajón. Con un solo movimiento, el Rey Uther Pendragón desenvainó su espada y cortó la lanza. A continuación, escupió contra el enemigo, despectivamente, y volvió a sus filas, ovacionado por su hombres.

En ese momento los estómagos de los caballeros se contrajeron inevitablemente, el sudor recorrió sus espinas dorsales y sus manos temblaron imperceptiblemente, pues en ese momento, en ese mismo instante, comenzaba la Batalla de Mearcred Creek.

Sir Amig, el Asesino de Sajones, comandaba su unidad, y ante el sonido de ataque, taloneó los flancos de su caballo y avanzó contra el enemigo. Despacio al principio, pero adquiriendo más velocidad a cada paso, las monturas de los caballeros se abalanzaron contra los sajones.

El choque fue simplemente brutal. El tronar de los caballos parecían una tormenta, los gritos enemigos ensordecían sus oídos, sus espadas sajaban carne, metal y hueso, mientras los brazos temblaban a cada golpe portador de muerte. Los caballeros se hincaron profundamente en la muralla de enemigos, despedazando a los guerreros a pie sajones.

Sir Garrick ensartó a un sajón, dejándolo clavado en el suelo, y el Caballero de la Lanza derribó a otro, lanzándolo por los aires. Sir Langley no se quedó atrás, golpeando una y otra vez a los enemigos, y el Oso de Salisbury, cayó sobre los enemigos como el animal del que tomaba el nombre.

Sir Amig, enloquecido por su odio, avanzaba cada vez más, penetrando entre las tropas, enemigas sin percatarse del peligro que traía a su unidad, pues aunque los caballeros causaban muchas bajas, debido a la superioridad numérica, pronto no quedaron más que los cuatro camaradas y Sir Amig, que seguía atacando sin parar.

El enemigo los rodeó, y la situación parecía desesperada, con una multitud de enemigos asaltando su posición, aferrando las riendas de sus caballos, alanceando y golpeando a los caballeros. Si ese día no cayeron, fue gracias a los dioses y su habilidad en el combate.

Sir Amig consiguió abrir una brecha y sacarlos del cerco, pero cuando parecía que el peligro había pasado, una lanza sajona se hincó en su costado, lanzando al veterano caballero al suelo. Al instante, los caballeros se lanzaron a proteger su vida, creando un círculo defensivo, al tiempo que Sir Langley se desgañitaba, llamando a su escudero.

Por fin, Gwinned, con su dorado cabello al viento, acudió a la llamada de su señor, y consiguieron sacar a Sir Amig de allí. Sir Garrick, el caballero mejor entrenado en táctica y estrategia asumió el mando, consiguiendo salvar la vida de sus camaradas.

Al final, ambos ejércitos se separaron, sin ningún vencedor claro, dejando un campo lleno de cadáveres, un auténtico festín para los cuervos. Los caballeros, extenuados, retornaron al campamento, y celebraron que seguían vivos un día más.

Pronto volverían a sus señoríos, a pasar el invierno y a recuperarse de sus heridas… pues les haría falta estar preparados para las aventuras que les esperaban.

30 comentarios:

mondragon lasombra dijo...

¡Era una bonita batalla donde morir!

Ho ho ho

Alsharak dijo...

Hombre sí, pero si os morís en la primera batalla grande en la que participáis, chunga va la cosa!!

Pero bueno, necesito más práctica con las reglas de batalla, que estaba algo perdidillo, pero no hay dolor!

Saludos pandaka!

Loic ap Tonan dijo...

Muy bien relatada la batalla, master, pero no has añadido el momento en que los jóvenes caballeros demuestran ser impermeables al desánimo y ovacionan al diez veces valiente Uther Pendragon, aún con la batalla en tablas.
De la siguiente parte que sucedió en la partida, sólo decir que he meditado al respecto y he decidido que el Caballero de la Lanza va a hacer un juramento a raíz de los hechos vividos.
Un saludo!

Alsharak dijo...

Hostia, es verdad! Pues desde que pueda edito...

Miedo me da ese juramento, todo hay que decirlo xd

Sir Garrick dijo...

El juramento será llevar escudo? xD

Buena aventura la de ese dia...

A ver cuando se repite que tengo ganas de matar sajones!!

Un saludo

Loic ap Tonan dijo...

"El juramento será llevar escudo? xD"
Que cabrón eres xD pero ya que lo mencionas, el juramento irá justamente de lo contrario... qué, ya lo llevo haciendo 2 partidas por probar, ahora toca hacerlo oficial jaja.
Un saludo!

Alsharak dijo...

Hombre, en vista del poderoso golpe que tumbó nada menos que al Oso de Salisbury, y a punto estuvo de acabar con su vida... creo que no sería mala idea lo de empezar a llevar ese escudito!!

Se repetirá en cuanto las obligaciones "securitas" de Sir Langley le permitan encontrar un hueco para reunirnos.

Pero de todos modos, tengo una cosilla en mente para cuando Langley no pueda quedar... ya contaré ya!

Saludos

Anónimo dijo...

Una silueta se desliza de sombra en sombra velozmente, mirando sin parar a su alrededor sabedor que debe ocultar su faz de los posibles ojos indiscretos que están al acecho en la noche. por fin encuentra lo que a venido a buscar, el grupo reunido bajo un mísero candil que murmuran palabras como si de una conspiración se tratara la conversación.

se dirige al que parece el moderador de la conversación y le dice con una cautela extrema... queee paaaxaa alsharak!!!

Nada, pese que pone anónimo no lo soy tanto, Sir langley es mi nombre, lo que Don blogger no quiere reconocer mi nombre de usuario ni mi password, por eso les toca comerse esta marranada de presentación xDD

Al tajo:
Bien bien , me gustó el relato y por que no decirlo, la actuación de Gwinned, con su melena rubia al viento.. me lo imaginé persiguiendo mariposillas con florecillas en el pelo, mientras cantaba con voz angelical dejando tras de sí charcos y charcos de aceite, entre salto y salto... es tan fino él...

Bueno, tengo ganas de jugar, que el otro día estaba a un paso de la muerte y no dí lo mejor de mí, lo reconozco (si hubieran colocado una imagen de mí a tamaño real no se hubiera notado la diferencia xDD. Eso sí, esa imagen tendría que ser picando un ojo y señalando con el dedo en plan molón, así toda la nochexDDDD)

Un saludo aguerridos compañeros!!

Sir Garrick dijo...

A partir de ahora, cuando Langleeeeey no pueda quedar, jugamos por internet que el master ya tiene wifi en casa.. hacemos video llamada y ponemos al señor juan en la tele con el cable del ordenador, y ya la vemos la cara siempre... hace las tiradas mediante el programita pa tirar dados y entre el micro y tal, sin problema.. yo lo veo, no se ustedes.. xD

Tu que dices Langley? podrías? xD

Saludos

Anónimo dijo...

Mejor lo hablamos cara a cara... para tirarte los millos al suelo xDDDDD

Loic ap Tonan dijo...

¡Doctore!
El máster no prosigue relatando las hazañas de los alegres caballeros, creo que habrá que restallar el látigo fleje mal hecho por ordenador y a cámara lenta, como advertencia.
Y por supuesto, yo estoy rezando a los dioses paganos del bosque para que sir Langley y su hermoso escudero puedan unírsenos en el próximo fin de semana.
Pero eso sí máster, cuando notes que hemos quemado demasiado tus recursos avisa y rotamos jaja, que en cuanto al rol, somos un poco vikingos a veces: quemar y saquear.

Alsharak dijo...

Tranquilo Saulus Batiatus, que he tardado porque he estado en tierras sureñas, cogiendo sol y bañandome en aguas cristalinas llenas de cloro!!

Pero en breve continuaré con las andanzas de los caballeros! Por cierto, que tengo una partida alternativa para cuando no pueda venir Sir Langley.

Tenéis que elegir entre: Futurista, Lejano Oeste o Capa y Espada (tipo 7ºmar)

Nos vemos!

Loic ap Tonan dijo...

Far West, sin duda alguna. Es que el futurismo está muy explotado y los piratas también molan, todo es cuestión de ambientarse.
Pero ¿seguirás dirigiendo? Mira que vas a combustionar como Jean Grey en X-men 2, yo no digo nada, te seguiremos explotando vilmente hasta que caigas rendido jajaj.
Un saludo y espero lo pasaras bien en las tierras sureñas

Sir Garrick dijo...

Futurista for president!!!

Que aun tenemos una ambientacion que estrenar!! jaja

Muaaa

Alsharak dijo...

Bueno! Uno vota por Far West y otro por Piratas... al final el voto decisivo será del Oso de Salisbury, si decide aparecerse por estos lares xddd.

En principio, por primera vez en bastante tiempo, estoy animado para dirigir, asi que aprovechad el momento jaja. Además, estamos de testeo de reglas, con lo que hay que probar y probar!

Saludos!

Loic ap Tonan dijo...

Ah, pero de la ambientación futurista no sé gran cosa, por no decir nada. Solicito un informe de ambientación xd

Sir Garrick dijo...

Año 2400 dC, la Humanidad ha tenido que exiliarse del planeta Tierra por la amenaza de una raza alienigena conocida como los Ker´nai, cuyo unico propósito es acabar con la vida de todos aquellos planetas por los que pasa y ahora le ha tocado el turno a la Tierra.

Con la ayuda de los Drahar, unos seres con poderes psíquicos con los cuales la Humanidad ha tenido contacto, ésta ha logrado escapar de la Tierra, llegando a un nuevo "hogar". El sector Perseus, a varios cientos de años luz de su planeta natal, es el lugar donde llegan los supervivientes de la Tierra, allí han de comenzar de 0, y poco a poco gracias a la tecnología avanzada que heredaron de los Drahar, los hombres han logrado su ansiada expansión por el universo, con el costo de tener que dejar atrás la Tierra.

La poderosa Federación de Sistemas Aliados dirige el gobierno unificado intentando pacificar las disputas contra el Imperio del Sol Naciente y contra las razas alienigenas no amistosas con las que se han ido topando los hombres en sus viajes por las estrellas.


Ahí a bote pronto, es mas o menos lo que teniamos pensado en plan bruto... luego hay mil y un detalles...

Un saludo


PD: FUTURISTA POWE!!!

Alsharak dijo...

Joer, te ha quedado como las letras amarillas del principio de Star Wars jaja.

Pero vamos, que hay mil detalles por contar aún, ya te comentamos mas en profundidad.

Saludos!

P.D De todas formas, Loic, el sistema que hay que testear es válido para cualquier ambientación!

Sir Garrick dijo...

Claro amigo...

MarcoWars

Son tiempos dificiles para la Juanalion... El Oscuro Imperio Markiano ocupa todos los frentes de la Galaxia y solo un pequeño grupo de Rebeldes liderados por Juanke Hairwalker puede suponer una amenaza contra el emperador Markidius...

Ahora, en las arenas de Escalerittoine, Juanke espera en la Koyaktina por el piloto del Millenium Megane, para dirigirse hacia su destino...



Moló eh? xD

Evidentemente queda MUUUUUCHO que contar sobre Perseus, pero como intro de lo que trata la ambientacion, va bien... no? xD

Muaaaa

PD: Si, ya termino con el sistema.. xD

Loic ap Tonan dijo...

Vale, ya me daréis los detalles en persona y entonces me retiraré a mi cámara arcana para meditar una respuesta.
¿Curra Juan this finde?

Sir Garrick dijo...

Si, curra.. pero aunque no currara, Dani se va de apartamento... asi que.. xD

Un saludo

mondragon lasombra dijo...

Para mi es un aprieto tener que decidir la ambientacion :S

Por preferencias, me gusta mas la capa y espada jejeje...

No creo que sea bueno quemar a Dani (aunque el diga que no pasa nada) con varias partidas, me gustaria que Pendragon no sufriera daños colaterales por ello.

Asi que propongo que arbitre otra persona (Y estare atento a diversas ofertas jejeje).

Por mi parte os ofrezco otra opcion, yo podria dirigir una partida al Runequest, ambientacion medieval con poca magia. Basada en una compañia de mercenarios en la que estan reunidos todos los jugadores y gran numero de pnjs.

Seria una partida con una tasa de mortalidad no se si elevada, pero si que seguro existente. Sin embargo tampoco hay mucha diferencia entre un personaje experimentado y otro recien creado.

Ahi queda eso.

(Pues por mi 7º mar, o mis mercenarios, o alguna otra oferta)

Sir Garrick dijo...

Yo es que vengo un poco quemado de Medieval y Espadas desde hace... una eternidad? xD

Me molaria algo diferente a tener que decir siempre "saco la espada" xD

Pero vamos, que como siempre, no queda más remedio que aceptar la democracia.

Os he dicho que los poderes psiquicos en Perseus molan? y que no hay Jar Jar Binks ni similares? xD

Un saludo!!

PD: Si, ya tengo esto casi a punto...

Loic ap Tonan dijo...

Mierda, si yo quería hacerme un gungan patoso y encantadoramente hablador... para que podáis destruirlo sin misericordia.
A ver, Perseus mola, porque es una ambientación creada por vosotros... pero es que sigo pensando que Dani-sama va a incendiarse. Como andas harto de lo medieval, la verdad es que no domino muchos juegos no-medievos, pero todo es investigar.

Anónimo dijo...

Ei ei Sir Garrick todos sabemos que no es el tener que sacar la espada lo que te cansa ya... es, sin duda ni temor a equivocarme, otro tipo de espada la que te gustaria sacar... eee pillín... que se te ve el plumero.... la que te gustaría sacar es la espada... láser, que sabemos todos lo que te gustaría lidiar contra la poderosa cuadrilla formada por Juanke Hairwalker, Juanwaka, Obi-Juankenové, Juan-solo y la indiscutible lider de la Juanalion la princesa Juaneia, jajaja, dios que aburrido estoy en el curro...

Bueno podremos lidiar en tierras de pendragón el fin de semana que viene sin falta. Mala época para hazañas estas. Jueguen y cuentenme como fue todo para que se me pongan los dientes largos....

A todas estas mi voto sería
1ero) leyenda de los 5 anillos, 2do) oeste
3ero) 7 mares piratillas!!

ahí queda mi votación aunque no sirva de nada!!
PD: por cierto, a que no saben quien soy??? xDDD

Loic ap Tonan dijo...

Sin duda alguna, eres Sir Andrew, el dueño del señorío que estaba bajo el asedio de los bandidos.
Siento informaros que como vuestra hija Erin no está forrada, el cuervo de sir Garrick ha elegido a otra churri sobre la que depositar su afecto. Una con los bolsillos repletos de monedas xD
Leyenda de los cinco anillos no aparecía en la votación, pero sin lugar a dudas concuerdo con sir Andrew y le daría un primer puesto... ¡sobretodo pq ya tengo el personaje! xD

Anónimo dijo...

No me importa, sé que las mujeres de la familia Garrickiana son como poco algo libertinas... cosa bastante comprensiva teniendo al apuesto Sir Langley y a sus varoniles familiares cerca de ellas...

La leyenda de los 5 anillos siempre esta presente cuando se hacen este tipo de votaciones... aunque no esté en lista se dará por sentado que si lo está xDD.

Sir Garrick dijo...

Los varoniles familiares se parecen minimamente al escudero de Langleeeeeeeeey?

Gwanieth? xD como se llamaba?

Un saludo

Anónimo dijo...

No te metas con mi delicada mariposilla chorreadora de aceite, cuyo lindo pelo rubio siempre está ondeando al viento como si de un juego se tratara...

Por cierto se llama Gwineth.

loco, eres andrófobo y Misógino a la vez!! con la misma persona!! pobre Gwineth. xD

Alsharak dijo...

En principio la Leyenda de los Cinco Anillos no es una opción viable. Aunque me encanta el juego, tengo bastante dificultad a la hora de realizar partidas y que no parezca un D&D con katanas...

En principio, las opciones que barajo son las que comenté.

Como voy a poner un nuevo episodio de los jóvenes caballeros, ya seguimos en la otra entrada, que esta tiene mil respuestas ya!!

Saludos!