29 ene. 2009

En la Niebla

¡Saludos a los Viajeros!

Voy a aprovechar hoy para colgar un antiguo relato al que le he hecho algunos cambios y correcciones, espero que para mejor. Está ambientado en la antigua Roma, pero añadiendo algunos tintes sobrenaturales.

A ver que os parece.


En la Niebla

La luna llena, oculta entre jirones de nubes negras, apenas alcanzaba a iluminar el bosque, sumergido al caer la noche en una densa niebla que danzaba entre los retorcidos troncos de los árboles. La quietud nocturna fue quebrada repentinamente por unos pasos apresurados sobre la nieve que, cual níveo sudario, cubría el suelo.

Entre la niebla surgió una figura oscura que tras andar un par de pasos, se apoyó en un rugoso tronco. En ese momento, la bruma se retiró lo suficiente como para dejar ver al agitado fugitivo. Era un hombre, no muy alto pero ancho de hombros, cuyo cabello negro, húmedo por el ambiente, se pegaba a su cráneo en desordenados mechones. Respiraba con dificultad, sus pulmones trataban de bombear aire a toda costa, cual fuelle de fragua. El hombre se dobló sobre sí mismo debido al cansancio, apoyando la palma de sus manos en las rodillas. Su lóriga tintineó debido al movimiento, pero el soldado apenas le prestó atención. Tampoco habría podido hacerlo, pues la sangre martilleaba sus tímpanos, y el corazón amenazaba con salírsele del pecho.

Pasaron los segundos con lentitud, y el soldado fue recobrándose. Su respiración se tornó más acompasada, y por fin pudo erguirse. Oteó a su alrededor, tratando de atravesar la niebla con su glauca mirada, en busca de aquellos enemigos que lo acosaban, mas no tuvo éxito. En su interior, el soldado sabía que todo era un engaño. Podía sentirlos, vigilando cada uno de sus movimientos, acechándolo entre las sombras.
A lo lejos, el aullido de un lobo lo sobresaltó. Notó como se le erizaba el vello, su instinto le decía a gritos silenciosos que estaban allí. Aferró el pomo de su arma, la espada corta tan característica de las legiones, aunque esta vez, su familiar tacto no tuvo la virtud de tranquilizarlo.

Y de pronto los vio.

Eran unos ojos amarillos como los de un lobo, que acechaban entre el follaje. Pronto se le unieron un par más, y luego otro, y otro más, unos metros a la derecha. Su hostilidad y malevolencia eran palpables, y el soldado se sintió como una débil liebre ante un depredador. Involuntariamente, retrocedió un par de pasos, hasta que su espalda chocó contra el tronco del árbol.
Unas carcajadas guturales resonaron en el oscuro bosque, un sonido que más parecía animal que hombre. Los ojos se movían a un lado y a otro entre las ramas y la niebla, pero siempre clavados en él, como si quisieran minar su valor antes de acometerlo.

Raudos como relámpagos, los recuerdos colmaron su agitada mente, y las imágenes de sus camaradas caídos bailaron nuevamente ante sus ojos. Volvió a verlos caer, atacados por sombras que se movían entre los árboles, a escuchar sus gritos agónicos resonando en la vegetación, y los alaridos de sus enemigos mientras se lanzaban sobre los heridos como perros de presa.

- Malditos perros germanos - masculló entre dientes. - Jamás debimos internarnos en estos bosques -

Con lentitud, una fría furia fue bullendo en su interior, inflamando sus venas. Iba a morir aquí, en ese maldito lugar alejado de la mano de los dioses, lejos de su familia en la grandiosa Roma, y ese pensamiento lo embargó de ira.
Con un gesto enérgico, desenvainó su espada y dio un paso adelante, desafiando a los fantasmas que lo acosaban.

- ¡Venid a por mí hijos de puta! - gritó con fuerza, clavando su mirada en el oculto enemigo. -
- ¡Venid y dad la cara, u os juro por Júpiter que me haré un collar con vuestras tripas!

De la bruma avanzó una enorme figura. Rondando los dos metros, cubierto de pieles y de larga e hirsuta barba, parecía más un oso que un hombre, sensación acentuada por sus amarillentos ojos. En su mano derecha empuñaba un largo cuchillo manchado de sangre, y una sonrisa torcida se marcaba en su rostro. Repentinamente, se encogió sobre sí mismo y lanzó un aullido penetrante, coreado al instante por aquellos que se mantenían entre el follaje, y comenzó a acercarse al soldado. Varios de sus compañeros se mostraron a la luz de la luna, armados y ansiosos del rojo icor romano.

El soldado los esperó con las rodillas flexionadas y la mente despejada, fruto del concienzudo entrenamiento recibido en la legión. Amagó un movimiento hacia la izquierda y saltó al lado contrario, sorprendiendo al enorme germano, que no esperaba un ataque tan decidido. Antes de que pudiera siquiera defenderse, el romano había incrustado su gladius en su estómago. Lo volvió a sacar con un seco tirón, y de un tajo lateral seccionó la garganta del rival, que cayó al suelo como un fardo.

Presintiendo un movimiento a su izquierda, el soldado intentó revolverse, alzando su mano libre. Sintió el frío beso del acero, y un agudo dolor ascendió por su brazo hasta llegar al hombro. Apretando los dientes, empujó al germano hasta hacerle perder el equilibrio, acuchillando repetidamente su costado. Sus fosas nasales se llenaban con el penetrante hedor del bárbaro, pero no cejó en su empeño, a pesar de que su arma amenazaba con resbalársele de las manos, empapadas en sangre enemiga.

Un golpe en su espalda lo arrojó rodando por la nieve. Si bien su armadura lo había salvado del golpe mortal, la fuerza del impacto lo dejó sin aliento. Se incorporó tambaleante, la sangre manando de su herida abierta, manchando de carmesí el suelo pisoteado. Dos germanos se aproximaban, esgrimiendo sus largos cuchillos. Paró un golpe y esquivó otro, contraatacando como una serpiente, pero su arma sólo encontró el vacío.

Sintió como un bárbaro lo aferraba por sus ropajes, e intentaba degollarlo con su arma. El romano invirtió el agarre del gladius y apuñaló hacia atrás con violencia. Notó la blanda resistencia de la carne, y la presa de su enemigo se aflojó lo suficiente como para que el soldado pudiera lanzar un codazo que hizo crujir la mandíbula del germano.

Cuando miró nuevamente hacia el frente, un enorme puño se estrelló contra su rostro. Notó el restallido de su nariz, y la sangre caliente que manaba de ella, resbalando por su barbilla. Su visión se tornó borrosa, y apenas percibía la enorme mole que tenía delante. Un dolor indescriptible se apoderó de su pecho, una agonía que se extendía a todas las partes de su cuerpo, pero que al poco tiempo desapareció, dejando sólo la oscuridad.




Las risas y la música rompían el silencio del bosque, y las llamas de una gran hoguera iluminaban el amplio claro en el que los germanos celebraban su victoria. Ríos de cerveza fluían en las resecas gargantas, y las estruendosas carcajadas llenaban el improvisado campamento. Mordían grandes trozos de carne asada, sujetándola con las manos mientras la grasa les chorreaba manchando sus barbas.

Uno de ellos, su líder, se mantenía aparte. Su mirada se perdía más allá de sus hombres, en la linde del claro, allí donde un rayo de luna incidía con capricho, permitiéndole ver una figura. Era un hombre, vestido con los ropajes romanos, que miraba a los bárbaros en una inmovilidad absoluta. El líder germano podía ver el bosque a través de él, pues su presencia era casi insustancial, como si fuera niebla. No sabría decir cuanto tiempo llevaba allí, clavando su mirada en la de aquel extraño espectro, pero por algún motivo, no podía desviar sus ojos. Cuando por fin, ante la llamada de sus hombres, apartó la vista, la extraña opresión que atenazaba su pecho se desvaneció.

Volvió a mirar, y allí ya no había nadie, solamente quedaba… la niebla.

26 ene. 2009

Rios de Tinta 02: La Guerra de Troya

¡ Saludos a los Viajeros !

He terminado de leer un nuevo libro, en este caso La Guerra de Troya, escrita por Lindsay Clarke, el cual, como su nombre indica, trata la antigua epopeya que enfrentó a troyanos contra griegos.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us



Por si hay algún rezagado por ahí, esa historia archiconocida, cuenta, a grandes rasgos, como el apuesto Paris, principe troyano, seduce a la reina Helena de Esparta, y se fugan juntos hacia su patria. Ante la furia de su esposo Menelao, su hermano Agamenón convoca a las tropas griegas para atacar Troya y limpiar su honor.

Esta guerra, que los griegos pensaban rápida, duró la friolera de diez años, y se vieron envueltos los grandes héroes de la época, como Odiseo, Aquiles, Hector, etc.

Entrando ya en el libro en sí, éste se encuentra dividido en dos partes, la primera, que cuenta la fuga de Helena, y una segunda, en la que se explica la guerra, así como los problemas que los griegos tuvieron hasta su victoria, utilizando la famosa treta, ideada por Odiseo, del Caballo de madera, el Caballo de Troya.

Bien, las virtudes del libro son evidentes: Parte de una historia muy potente, está bien escrito e hilvanado, y el ritmo no decae en ningún momento, con las partes justas de romance, pasión y acción.

Pero al mismo tiempo, una de sus posibles virtudes, es su gran defecto. Hay mucho escrito sobre este tema, es muy conocido, y por desgracia, hay libros mucho mejores. Es cierto que plantea ciertos cambios con respecto al mito original, pero no es suficiente. Durante toda la lectura, no perdí la sensacion de "esto ya lo he leído". Entiendo que es muy complicado escribir algo nuevo sobre troya pero entonces me hago la siguiente pregunta:

¿Para que demonios lo escribes? La respuesta es clara: Por dinero

Y algunos como yo, picamos. Pero bueno, por lo menos, es entretenido, y siempre es bueno volver a esos tiempos antiguos, esos tiempos de Héroes.

Mi nota: 6

20 ene. 2009

Noticias de Cine

¡Saludos a los Viajeros!Hoy vengo con un par de noticias de cine, pero del friki, que es el que nos gusta. La primera es sobre la nueva película de Lobezno, Wolverine: Origins, de la que todo el mundo parece pensar que es una mierda, pero cuyo trailer a mí al menos, me ha gustado. Pues resulta, que en respuesta a los retrasos de la película, Hugh Jackman ha enviado un email a uno de los redactores de Ain't it cool news.La carta dice así:

"Hola a todos.

Soy Hugh Jackman, enviando esta nota desde la helada Vancouver. He leído un montón de vuestros comentarios online acerca de las imágenes que estamos filmando y comparto vuestra pasión por el personaje de Lobezno y la película... ¡os lo debo todo, tíos!Quería dejarme caer y que supierais que debido a problemas de calendario con algunos miembros del equipo y ciertas consideraciones del tiempo relacionadas con las localizaciones, hemos tenido que esperar hasta ahora para filmar un par de escenas.

Os garantizo que LOBEZNO será genial y con suerte cumplirá todas vuestras expectativas. Estoy entusiasmado por la positiva respuesta al trailer, que refleja claramente el tono y hasta dónde llegará el film. Si os ha gustado, ¡tenemos guardado mucho más!Mientras tanto, aquí tenéis una imagen exclusiva con algunos personajes que tal vez reconozcáis."

Aquí os pongo la imagen, y así a bote pronto reconozco a Masacre, Gambito, Dientes de Sable, Lobi y una tipa, que debo suponer Zorra Plateada. (El coleguita Hugh se ha machacado en el gym eh...)





Y la segunda noticia tiene que ver con la película "My Bloody Valentine 3-D" que sorprendentemente ha sido todo un éxito de crítica, pero sobre todo de recaudación. El film ha recaudado 24.2 millones de dólares en sólo cuatro días, lo cual, teniendo en cuenta lo poco que se esperaba de esta película, es un éxito impresionante. El film de Patrick Lussier supone una bocanada de aire fresco al género, tan maltratado en los últimos tiempos.

Además, cuenta con la presencia de Jensen Ackless, el protagonista de la serie Sobrenatural, actor que me encanta. (Debo hacer una reseña de la que, a mi parecer, es la mejor serie en la actualidad...)

Poco más, saludos

Alsharak

18 ene. 2009

Críticas de Cine 4: El Jinete Pálido

¡Saludos a los Viajeros!

Siguiendo con mi ciclo de western, me he visto una nueva película de este estilo, el Jinete Pálido, protagonizada por Clint Eastwood.
Antes de empezar con la reseña, debo decir, una vez más, que el viejo Clint es, al menos para mí, el mejor protagonista posible para un western. Su mirada, su expresión, es simplemente brutal.

Image Hosted by ImageShack.us


Es difícil encontrar algo hecho por Eastwood que sea malo, y sus películas como Harry el Sucio son unos clásicos. Pero como pistolero del viejo oeste, ninguno. Si me encantó como Bill Munny en Sin Perdón, en esta, como Predicador, más de lo mismo.

El argumento gira en torno a una comunidad minera en Carbon Canyon, una zona que está siendo adquirida por el rico y poderoso sin escrúpulos que hace el papel de malvado en el film. Los pobres mineros de la zona están siendo amenazados para que se vayan, pero como pueden, resisten.

Justo cuando la cosa empieza a complicarse, aparece el Predicador, un hombre con el misterio como pasado, y los ayuda a enfrentarse al malvado apoderado, que ha hecho llamar a un grupo de “mercenarios” para acabar definitivamente con la resistencia.

Al parecer, la película bebe directamente de Raíces Profundas, filmada en 1953 por George Stevens , pero Clint le da su propio toque, rescatando los mejores rasgos del género, como el uso de los paisajes, el héroe que renuncia a todo tras vengarse, etc.

He de decir que me ha impactado especialmente una escena. En una cabaña, la niña recita un pasaje de la biblia, especialmente apocalíptico, que dice algo así:

“Y contemplé un caballo pálido, y el nombre del jinete era Muerte…
Y el infierno le seguía.”

A medida que habla, aparece el Predicador montado en su corcel blanco. Definitivamente, me parece una genialidad esa escena.

En la parte negativa de la película, debo destacar la poca valentía del director. Durante todo el film, se insinúa que el Predicador puede ser más de lo que aparenta, que puede ser un vengador venido del más allá. Sobre todo en una escena, en la que está sin camisa, y en su espalda se ven heridas que claramente serían mortales. También en la tendencia que tiene el personaje para “desaparecer” de la vista, casi como si se desvaneciera. Lástima que al final no se resuelva este apunte, que sería todo un acierto.

Pero bueno, recomiendo encarecidamente esta película, sobre todo si se es aficionado al género.

Mi nota: 7,5

15 ene. 2009

Relato: En Tierra Enemiga

Abrió los ojos, y al instante fue como si le clavaran un millar de cuchillos por todo el cuerpo. Sentía arder cada una de sus terminaciones nerviosas, los pulmones, llenos de humo negro, pugnaban por respirar mientras se incorporaba, separándose de los dañados controles de la nave.
Parpadeó rápidamente, intentando ver algo entre las lágrimas que anegaban sus ojos, y comenzó a tantear débilmente su pecho, buscando el cierre del cinturón de seguridad. Con un sonoro clic, quedó libre, y pasando el dedo por la superficie de los controles, consiguió que se abriera la cabina.

Al instante, el aire puro arrastró parte de la humareda, y por fin pudo inspirar algo de oxígeno. La vista se le aclaró en parte y contempló el cuerpo de su camarada, inmóvil, con el pecho atravesado por un trozo de metal aguzado, del que lentamente goteaba la sangre. Su rostro estaba paralizado en una eterna mueca de terror.

- Joder, John, maldita sea. - masculló por lo bajo. - Por qué cojones tuvimos que acercarnos a este puto planeta…

Intentó ponerse en pie pero un dolor insoportable le subió desde la rodilla, haciendo que cayera de nuevo sobre el sillón de pilotaje. Cuando miró hacia abajo, un estremecimiento recorrió su espina dorsal, al ver el hueso de la pierna brotando de su piel, rasgando parte del traje. Con la conmoción del impacto, no se había percatado de su estado, pero ahora comenzaba a sentir los latigazos de dolor, pulsadas de fuego que recorrían toda su pierna hasta la cadera.

Sin perder un segundo, pulsó otro botón, y un panel de la nave, a la derecha, se abrió con un débil zumbido. En su interior, podía verse un rifle, varias cargas de energía, holobengalas, algunas balizas de posición y lo más importante, un pequeño botiquín. Extendió una mano temblorosa, apretando los dientes, y abrió el botiquín. Sacó una pistola inyectora y la cargó con una de las monodosis que allí se encontraban, en cuyo interior danzaba un líquido de color plateado.
Apoyó la boca de la pistola en el muslo, contó hasta tres, y apretó el gatillo.

Dónde antes había fuego, ahora lenguas de hielo recorría su sistema circulatorio, miles de biobots fluyendo entre su sangre, liberando dosis de calmante. En apenas un momento, el dolor remitió. Todavía podía sentirlo, pero era algo ajeno, apenas una molestia. Aunque no podría caminar, al menos durante unas horas podría pensar con más claridad.

Tras una serie de comprobaciones, activó el transmisor de su casco, conectado a la Red, e intentó ponerse en contacto con las naves de la Federación.

- Caza de Reconocimiento Echo 167, transmitiendo a todos los usuarios. - dijo con voz ronca. - Piloto Adrian Blackthorne, Oficial de Federación, informe de situación. -

Una pausa, no se escucha nada.

- Echo 167 ha sido abatido. Repito, ha sido abatido. El Piloto John Hammer ha fallecido, los núcleos de energía no funcionan, los motores auxiliares, tampoco responden. Solicito operación de rescate inmediata. -
La única respuesta fue el sonido de la estática en el interior del casco. Si alguien lo estaba escuchando, no podían responderle. Maldiciendo, comenzó a manejar su brazalete comunicador.

- Diario Oficial Blackthorne. Me encuentro sólo en territorio enemigo. Solicitada operación de rescate, sin respuesta. En este mismo instante, a las dieciséis horas de este subsector, activo la baliza de búsqueda. Cambio y corto.

Desactivó el comunicador y cogió el rifle. Con la destreza que otorga la experiencia y el entrenamiento, insertó uno de las cargas de energía y le quitó el seguro.
Ahora se encontraba sólo, en territorio enemigo.

14 ene. 2009

Otra serie que se cancela...

¡Saludos a los Viajeros!

Bueno, tengo que dar una mala noticia para los aficionados a Prison Break. Siguiendo la estela de otras series de éxito, la 20TH Century Fox, ha anunciado el cierre de la serie tras cuatro temporadas.

Al parecer, el viernes 17 de abril, se emitirá en USA el último capítulo de las desventuras de Lincoln Barrows y compañía. Como digo, malas noticias para los seguidores de esta magnífica serie, aunque a mi parecer, es una decisión acertada, porque creo que ya estaban estirando demasiado el chicle.

Tal y como estaba planteada la serie, su argumento era perfecto para dos o tres temporadas como máximo, así que esperemos que se cierren perfectamente todas las líneas argumentales.

8 ene. 2009

Ríos de Tinta: El Tejido de la Espada

¡Saludos a los Viajeros!

Tras varios días sin añadir nada nuevo, debido a las fiestas por un lado, y a una inoportuna gripe por el otro, me dispongo a estrenar otra de las secciones de mi humilde blog: Ríos de Tinta

En esta sección, como dije en su momento, trataré de dar mi opinión sobre los libros que vaya leyendo, para que podáis haceros una idea de lo que vais a encontrar. Y para estrenarme, El Tejido de la Espada, de Jose Miguel Pallarés.

Image Hosted by ImageShack.us


Bueno, antes que nada, he de decir que este libro ha sido el mejor descubrimiento literario que he hecho en todo el 2008, así que ya podéis imaginar que me ha gustado. Cierto día, mientras vagaba por las librerías, me encontré con un tomo bastante gordo, publicado por Timun Mas, con un dibujo sugerente y un texto de contraportada que sugería aún más.

Por un motivo u otro, no me decidí a comprarlo en ese momento, pero supe que tarde o temprano, caería en la tentación, y así fue.
He de decir que la editorial ha trabajado mucho con este libro, tapa dura, portada llamativa y una edición sin apenas erratas, todo ello por un precio módico, para tal y como están las cosas hoy en día.

Pues bien, tras comprarme el libro, me senté en el sillón, y quedé absorbido por Brumalia, el particular mundo creado por el autor, en lo que ya se ha comenzado a llamar “Fantasía Mediterránea”. Porque sí, es fantasía, de la buena, pero con toques que recuerdan a nuestra España, alejándose de Elfos, Enanos y Dragones, pero tan épica como la que más.

El comienzo de la novela es espectacular, con sus personajes inmersos en una persecución. El protagonista, Germán Heredia, junto con sus hermanos persiguen a una especie de criaturas malignas, para rescatar a una doncella.
Poco a poco, a medida que avanza la persecución, vamos conociendo detalles de Brumalia, un mundo perdido entre nieblas, del estilo Avalón, en el que domina la magia por medio de las brujas, divididas en dos poderosas matrías, las Señoras de la Niebla y las Hermanas del Dolor, enfrentadas desde tiempos antiguos.
En ese mundo, la familia Heredia lucha contra el destino que su arpía madre, Ludovina, va tejiendo según sus propios planes.

No voy a desvelar mucho más del argumento, pues parte del encanto es ir descubriéndolo poco a poco, pero comentar que los personajes que aparecen están excelentemente perfilados, sus conversaciones y relaciones, son profundas y complejas, nada de estereotipos comunes en las novelas de fantasía, y todos y cada uno de ellos, poseen un carisma inigualable.

Definitivamente, un mundo espectacular, con una historia muy buena, unos personajes aún mejores, y cuya única pega, es que no tenga continuación, pues una vez penetras en Brumalia, nunca vuelves.

Mi nota: 8,5

2 ene. 2009

Una nueva peli de Street Fighter

¡Saludos Viajeros!

Hace un tiempito leí por la red que se estaba gestando una nueva pelicula de Street Fighter, siguiendo la moda "revival" que hay por estos días. Pues ya hay trailer de la misma. Está protagonizada por Kristin Kreurk, más conocida por ser Lana en la serie Smallville...sí, lo sé, yo pienso lo mismo. Es guapa, sí, pero ¿dará el pego? ¿Será mejor película que el infausto film de Van Damme? Pues no tengo la menor idea, pero mejor será que opinéis vosotros mismos.

Ahí os dejo el trailer: