20 ago. 2010

Pendragón Año 488: Traición en Tierras Francas

“¡Acercaos! ¡Venid todos a escuchar mis palabras! Yo, Gaeldas el Bardo, os contaré las aventuras y desventuras de grandes héroes. Traedme una buena bebida, y os narraré de aquellos tiempos en los que los jóvenes caballeros cruzaron el mar, hasta el continente, para luchar contra los feroces francos. Y de las traiciones y batallas a las que tuvieron que hacer frente, llevando a cabo grandes hechos de armas.¡Venid y acercaos he dicho! Pues así continúa su historia…”

El invierno pasó tan rápido como siempre, y pronto los rayos del sol fundieron la blanca nieve en las tierras britanas. Los caballeros, algo más ricos que de costumbre, se encontraron nuevamente en el castillo del Conde Roderick, en Sarum, conversando sobre las últimas noticias que afectaban al Reino.
Allí, reunidos con la playa mayor del conde, se enteraron de la petición de ayuda que el Pretor Syagrius había solicitado al rey Uther para recuperar las tierras saqueadas por los francos del Rey Claudas. Al parecer, el monarca había aceptado ayudar al Pretor, y había dividido su ejército en dos. Mientras que una parte, comandada por el príncipe Madoc, partiría hacia el continente, la otra se quedaría acompañando al rey a arreglar ciertos asuntillos.

El conde les pidió a los caballeros su opinión sobre cómo actuar, y los jóvenes y valerosos guerreros, prefirieron viajar junto a Madoc, ante la perspectiva de botín. De este modo, los caballeros se encontraron nuevamente camino a la guerra. Viajaron al puerto de Hantonne, donde se encontraba el ejército, y lentamente los navíos britanos embarcaron hacia el continente.
Se estableció una base cerca de la playa, y los caballeros se encontraron realizando misiones de guardia, protegiendo el campamento ante eventuales asaltos francos. En una de estas rondas, los caballeros pasaron cerca de la tienda de Madoc, y allí escucharon varias voces, que discutían acaloradamente. Tras acercarse algunos de ellos, por si acaso ocurría algo, se oyó un fuerte golpe en una mesa, y la voz del príncipe que ponía punto y final a la conversación.

- ¡Basta! ¡Una ciudad o cuatro días! Y no hay nada más que hablar…

Temiendo haberse metido en situaciones que no eran de su incumbencia, los caballeros continuaron con su ronda como si nada hubiera pasado.

Al día siguiente, el sonido de unas trompetas anunciaba la llegada de alguien importante. Los caballeros se acercaron al tumulto, y vieron como llegaba el Pretor Syagrius, un hombre moreno y enjuto, de rostro patricio, ataviado a la manera de los antiguos romanos. Junto a él, sus tropas lo flanqueaban, impolutos y brillantes, dispuestos como si fueran hacer un desfile.
El pretor se apeó de su montura y abrazó al príncipe, pero no antes de que los caballeros se percataran de la fría mirada de desdén que dedicaba al ejército britano. Tras reunirse con el pretor, los caballeros fueron llamados a la tienda de Madoc, donde se les informó que actuarían como escoltas para Syagrius, quedando bajo sus órdenes durante el viaje.

El viaje transcurrió sin problemas, a pesar de la reticencia de los jóvenes guerreros. Llegaron a una aldea grande, en busca de aliados para la causa del Pretor, y al día siguiente se encaminaron hacia el campamento nuevamente.

En ese momento, se percataron de que tras una colina, se elevaba una columna de humo. Uno de los jóvenes espoleó su montura, y alcanzó la cima de la colina, justo para encontrarse frente a un grupo de francos que, con las alforjas llenas de botín saqueado, cabalgaba hacia ellos.

Aunque trataron de dialogar, los francos reconocieron el estandarte del pretor, y anticipando un jugoso rescate, se dispusieron a atacar. Los caballeros se pertrecharon para defenderse cuando el pretor se dirigió hacia ellos.

- Britanos… - dijo, con su eterno gesto de superioridad -. Cubrid mi retirada. – tras lo cual, espoleó su caballo, y partió con sus soldados, dejando atrás a los pocos britanos que iban en el séquito, que se debatían entre su deber de obedecer una orden de un superior, y el tremendo odio por el pretor que inflamaba sus corazones ante tamaña traición.

Pero poco tiempo tuvieron para tribulaciones, puesto que pronto los francos cargaron colina abajo, empuñando sus afiladas armas. Se separaron en dos grupos, tratando de frenar el impulso enemigo, y chocaron con violencia contra los enemigos.


Quizá los francos esperaran un blanco fácil, era obvio que no conocían a quien se enfrentaban. Únicamente Sir Loic no pudo lucirse en la batalla, pues durante la batalla, al adelantarse temerariamente, recibió un duro golpe que dio con sus huesos en tierra, inconsciente.

Los demás caballeros se sumergieron en un maremagnum de golpes, tajos, estocadas y heridas, de borbotones de sangre y gritos de agonía. Cada golpe recibido fue respondido por diez, y por cada britano caído, varios francos lo acompañaron.

Nunca supieron cuanto tiempo duró la lucha, quizá unos minutos, quizá horas, pero cuando por fin los francos se retiraron, los caballeros apenas se mantenían en pie. Sir Gunner vociferaba, gritando contra sus enemigos, embadurnado en sangre, mientras Langley y Garrick se aferraban a las riendas de sus monturas para no caer.

Trataron a los heridos, y antes de que llegaran los cuervos carroñeros, y temiendo la llegada de nuevos enemigos, los caballeros partieron hacia el campamento, en busca de la venganza que sus almas reclamaba.

¿Qué gloriosas aventuras les esperaban en aquellas tierras desconocidas?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien bien, me gustó el relato, como siempre el jodio gaeldas lo bordó aunque se olvido de enzalsar nuestra gloria recalcando la tremenda superioriad numerica a la que nos enfrentamos...

ganas de acabar el trabajito que tenemos entre manos ahora para ver su relato.

PD: joer con sir Madoc y su "Playa mayor" seguro que Uther tiene apenas una calita ee xDD

fdo. Sir Langley

Loic ap Tonan dijo...

Y así fue, jóvenes curiosos, como sir Loic se ganó el sobreapodo de "el Caballero Talado" al ser derribado por el hacha de un furioso sajón, digo franco, la costumbre.
Después de hora y media viendo como los demás jugadores repartían estopa a diestro y siniestro, por mi cabeza pasaron nuevos y peregrinos juramentos hacia cualquiera que fuese la deidad de Bretaña, como el egipcio rastrero de La Momia, que rezó a todos los dioses hasta que Imhotep decidió perdonarle xD
Si siguen rondando lectores por la zona, sabed que la siguiente aventura es mucho más emocionante, pues los valientes caballeros se están jugando el tipo de taaal forma que si sobreviven, espero que el príncipe Madoc les regale lo menos 20 libras a cada uno xDD
Un saludo!

Sir Garrick dijo...

Que los Dioses paganos te oigan Sir Loic... pero mejor que 20 libras, sean 20 señoríos o cosa asi.. xDDD

Que según tengo entendido moriremos en breve y hay que dejar a nuestra no-descendencia unas tierras.. xD

Loic ap Tonan dijo...

"Que según tengo entendido moriremos en breve y hay que dejar a nuestra no-descendencia unas tierras.. xD"

What??

Pero si los últimos análisis de sir Loic salieron genial, un poco bajo el nivel de plaquetas, pero eso tiene solución. ¿Qué nos va a pasar? ¿Por qué vamos a morir en breve? Pero si Loic todavía es jóven, todavía no ha llevado al señorío de su familia la gloria que una vez tuvieron, en tiempos de los romanos. Joer que angustia xD

Sir Garrick dijo...

Lo digo más que nada porque cada vez nos estamos metiendo en líos más peligrosos, pecando de "confiados" y creo recordar que nuestros caballeros.. son lo más bajo que se puede ser.. xD y si sumamos a eso, que los parches anteriores han sido catastróficos... pues ya veras..

Espero que tras las conversaciones acuáticas del fin de semana, y el nuevo Sistema Operativo de WoP (World of Pendragon) la clase cheto sea el SK (Salisbury Knight)... xDD

Más angustiao estoy yo, que el plan que estamos llevando a cabo, colaboró Sir Langleeeeeeey y eso siempre sale mal...

PD: ¿Garricky? como palabra de verificación? es una broma o q?

Anónimo dijo...

Como ya dije en cierta ocasión, mis planes son perfectos en la teoría, lo que los medios de los que dispongo para llevarlo a cabo nunca son suficientes xD. Y como este plan fue en conjunto entre sir gunner y yo por estadististicas tiene un 50% de probabilidades de salir bien... lo que no se si saldrá bien es lo próximo que estoy apuntito de plantear en mitad de la refriega... ahí amigo loic, es cuando nuestra descendencia posiblemente verá las puertas abiertas a la gloria (y nosotros a hacer pj nuevos)

PD: Sólo tengo que aguantar un año más, sólo uno más para casarme y tener hijos!!

fdo. Sir langley

Anónimo dijo...

mmmmm pensando yo en la palabra de verificación.. hasta ahora todas las que han aparecido han sido nombres de posibles amantes del delicado y amanerado Gwineth... lo que me lleva a preguntar... Sir Garrick, que fue lo que hicisteis el otro día en los establos del castillo? no pediste ayuda al delicado y esponjoso Gwineth para limpiar el caballo?? seguro que fue sólo eso??? mira que el verificador de blogger no engaña!!!!!

xDDD

Fdo. Sir Langey

Sir Garrick dijo...

Claro.. solo de Sir Gunner y Sir Langley... que Sir Loic y Garrick no estaban allí... atribuyete el mérito, q a la primera de cambios me se de un caballero que te va a dejar botao.. xDD

He ultrajado a tu escudero si... pasa algo? y así es como me llamaba mientras se la endiñaba.. Garricky!! Garricky!!

xDD

Y ya podrias aprender a poner tu nombre a mano y dejarte de boberias de anonimo no?

Anónimo dijo...

Dios y despues se quejará de que mi hermano se cepille a su hermana en su castillo para despues pasearse en pelotas, rascandose las bolas mientras deambula por los pasillos buscando el baño y bostezando como un camello, con su albornoz heráldico y sus zapatillas con cuernos... despues te quejarás, has mancillao a mi escudero!!!

PD: Me debes 4libras chaval.

Fdo. Sir Langley

Loic ap Tonan dijo...

¡Paz, caballeros! No olvidemos que estamos en una muralla luchando con ferocidad por nuestras vidas.
Bueno, es cierto que las acciones de nuestros alegres caballeros han traspasado muchas veces los límites de la temeridad (aunque desde que juré no llevar escudo me he vuelto muy prudente. Tanto, que a veces sueno como la rubia odiosa de Indiana Jones y el Templo Maldito "Indiiiiiii!!!") y eso que con el anterior sistema de juego (que rezo porque se quede para siempre en el pasado) palmar es sustancialmente fácil. En el nuevo, tal vez el máster tenga que reajustar ciertos detalles para que los enemigos no sean demasiado fáciles, pero todo está por ver.
En cualquier caso... ¡que descendencia nos va a suceder, si nuestros personajes todavía no tienen churri! xD
Un saludo!
P.D.: dios, la palabra clave Garricky es sospechosa. Suerte que Loic tiene muy pocas letras y nunca será acusado de mariposear por ahí con escuderos.