10 feb. 2014

El Yermo, de Sergi Llauger

¡Saludos!

Hoy voy a hacer una reseñilla literaria de las mías. En este caso, de la novela El Yermo, de Sergi Llauger, publicada por Minotauro. Os copio el texto de contraportada:

“Bienvenidos a la Gran Bretaña del futuro: un mundo postapocalíptico donde ya no hay lugar para la vida tal y como la conocemos.
Los pocos supervivientes que quedan subsisten sin apenas recursos, la mayoría en asentamientos reconstruidos con los restos de la civilización, y regidos por la ley del más fuerte, la barbarie y el miedo.
Adam y Caleb, dos hermanos huérfanos que viven aislados en la frontera con la Zona Prohibida, emprenderán un viaje épico para seguir los pasos de su padre, desaparecido años atrás, el cual parecía poseer el secreto para cambiar el mundo.”

Teniendo en cuenta lo mucho que me gusta el género postapocalíptico, lo cierto es que el autor lo tenía bastante fácil conmigo, ya que en este tipo de novelas, así como en las de temática zombi, no suelo ser demasiado exigente, de modo que, con que fuera una novela normalucha que me entretuviera, me iba a quedar tranquilo.

Por suerte, éste no ha sido el caso, y Llauger ha escrito un señor libro, que me ha mantenido enganchado básicamente hasta que me lo he terminado, apenas en dos-tres días. Me ha gustado mucho el estilo de escritura del autor, sobre todo la capacidad de mostrar las emociones de los protagonistas sin caer en la “sensiblería" más típica.

Hay un par de escenas en el libro, en especial las partes con la entrañable pareja de ancianos italianos, los Belicci, y con Hannah, que consigue tocarte un punto la fibra sensible, y que refleja muy bien el estado de ánimo del protagonista. También son muy, muy destacables los momentos de tensión, sobre todo en las primeras apariciones de los Nocturnos, que son pasajes ciertamente angustiosos.

En general, noté dos partes muy diferenciadas en la novela:

Una primera parte en la que se nos muestra esa Inglaterra devastada del futuro, donde sobrevivir está al alcance de muy pocos y donde uno de los mayores peligros es la propia mezquindad humana.
Y una segunda parte, en la somos partícipes de un dificultoso viaje en el que el protagonista se ve metido a la fuerza.

En mi caso, me ha gustado bastante más la primera parte de la novela. Es el “postapocalípsis” más clásico, con los refugios humanos, la lucha por la supervivencia, el temor a los períodos de oscuridad. Como ya digo, en esta parte del libro, Llauger tiene capítulos realmente memorables (por ejemplo ese Día de la Carne, o la primera vez que Adam entra en los túneles de Metro), y me lo pasé como un enano. Partiendo de una base más típica, puesto que lo que ocurre son más o menos tópicos del género, pero el autor les da un toque que los hace muy disfrutables.

La segunda parte cambia un poco de tercio, en cuanto Adam se aleja de las ruinas de Londres, y se desvanece la amenaza de los Nocturnos, para ir revelándonos poco a poco la trama y sobre todo, la importancia que tiene el padre de los protagonistas en todo este jaleo.

Sin ser mala en absoluto, no me ha gustado tanto cómo la primera mitad del libro, no por la calidad de la novela, sino porque el tono de la misma cambia. Aún así, sigue manteniendo un ritmo trepidante y las revelaciones se van sucediendo sin descanso, haciendo que las páginas vuelen.

Creo que las partes positivas de la novela son, sobre todo, la capacidad del autor para meternos en ese mundo postapocalíptico, con capacidad descriptiva excelente y momentos de pura tensión, así como unos muy buenos personajes, destacando por encima de todos, a mi parecer, el albino Efraím, del que vamos viendo su evolución a lo largo de la novela.

Si algún defecto tuviera que ponerle al Yermo es que, su parte final me pareció demasiado edulcorada, sobre todo para lo que prometía al principio. Hay algunas cositas que me parecieron demasiada “casualidad”, aunque no me extiendo en esto ya que no soy amante de los spoilers.

Aún así, muy recomendable, tanto si eres fan del género como si simplemente quieres pasar un buen rato de buena literatura.

Mi nota: 8/10

3 comentarios:

Beliagal dijo...

Me la anoto, que tengo al ansia lectora por las nubes. :D

Daniel Alsharak dijo...

Pues creo que te va a gustar. Sobre todo la primera parte que es más convencional en cuanto al género.

En mi caso al menos, me gustó mucho la capacidad inmersiva del autor en ese Londres destruido, se nota que se documentó sobre la ciudad, y si has estado allí, metes más en situación jeje.

Además, te lo vas a ventilar en un plis...

Klau Ale dijo...

Hola, acabo de terminar de leerlo, y es un libro recomendable, también me pareció más interesante la primer parte del libro; el personaje de Efraím más interesante que el de Adam