26 mar. 2009

Series: True Blood

¡Saludos a los Viajeros!

Como podéis ver por el título, hoy vengo con una entrada televisiva. Os voy a recomendar una serie, que acabo de terminar la primera temporada y me ha dejado muy buen sabor de boca: True Blood, protagonizada por Anna Paquin, conocida en el mundillo friki por ser Pícara, de los X Men en su adaptación al cine.


Bien, los que me conocen saben cual es mi opinión sobre el “fenómeno vampiro” actual. Sí, esa moda que trata a los vampiros como metrosexuales adolescentes con mucha gomina, y que en lugar de ser fieros depredadores se dedican a ponerle ojitos a las nenas en el insti.

Supongo que habréis notado la ironía y la acidez en mis palabras, puesto que esta nueva moda, simplemente me parece absurda, y lo siento, le pese a quien le pese: Crepúsculo es una mierda! (Ah, que a gusto me he quedado)

Volviendo al tema que me lío. Dicha serie, True Blood, venía avalada por una buena crítica, así que, con muchos prejuicios, me senté a ver el primer capítulo. Y a priori era lo que esperaba. Una chica mona, Sookie Stackhouse (Anna Paquin) que trabaja de camarera en un pueblito de Lousiana, tiene poderes mentales, pues puede leer la mente de las personas.

Su vida es relativamente tranquila, pero todo se pone patas arriba cuando aparece en el pueblo Bill Compton, un vampiro guaperas (Stephen Moyer). Por que sí, señores, en esta serie, los vampiros se han revelado al mundo, y luchan por sus derechos mientras se alimentan de una sangre artificial importada desde Japón.

Eso, incluyendo el super cutre efecto de los colmillos vampíricos ( es horrible cuando los sacan, en que coño pensaban?) hizo que dijera: ¡Joder, van a seguir cargándose al mito!

Pero por algún extraño motivo, seguí viendo los demás capítulos. Y mi opinión cambió. Vaya que sí. La trama, una serie de asesinatos sin resolver, se pone de lo más interesante, al tiempo que vamos conociendo los entresijos de la sociedad vampírica. Todo ello aderezado por unos personajes secundarios más que interesantes, cada uno de ellos con sus propias subtramas e historias. Y además, se insinúa la existencia de más criaturas sobrenaturales.

Ayer vi el último capítulo de la primera temporada, con un final abierto que te deja con ganas de más. Lo cual demuestra el hecho de que las apariencias engañan, y que no es bueno juzgar con antelación.

Lo cual no quita, que Crepúsculo siga siendo una mierda. ( La he visto, así que puedo opinar jeje. )

En definitiva, recomendable 100%

PD.Atención a la canción del opening, que está de PM

1 comentario:

Specter dijo...

Gayusculo si es una mierda... una mierda bien gorda.. grande, maloliente y destructiva para el mito de los Homo Sanguini... osea... cacadevaca, mono y cualquier animal que apeste...

Bueno, despues de este desahogo... tendré que echarle un ojo a esta serie a ver, si tú dices que está bien, interesante tiene que ser, porque con lo criticon que ere...

Un saludo

Specter

PD: Pa que veas que si entro.. asi que entra tu donde tu y yo sabemos que tienes que entra.. xDD