2 ene. 2014

La Leyenda del Samurai. 47 Ronin

¡Saludos!

Bueno, primera entrada del año, y vengo con mi opinión sobre una de las últimas películas que he visto, concretamente, la nueva versión de la leyenda de los 47 Ronin, protagonizada por el inexpresivo inmortal Keanu Reeves, el cual mantiene el mismo aspecto que en los tiempos de Matrix, de ahí, la ampliamente extendida teoría de que pertenece a la misma raza que Jordi Hurtado.

Por si hay algún despistado por aquí, la leyenda de los 47 Ronin trata sobre un grupo de samuráis (los 47 del título), que tras la muerte de su señor, se convierten en ronin. Desde ese momento, idearon un plan para vengar a su señor, que consistía en asesinar a Kira Kozukenosuke (en teoría el instigador de todo), para instaurar el honor perdido. Es una historia muy popular en Japón, así que no tengo claro que tal les sentará que metan a un occidental ahí en medio, pero bueno.

En esta película, a diferencia de otras versiones antiguas, más fieles históricamente, han optado por una aproximación míticas a la leyenda. De modo que, junto con los samurais japoneses conviven demonios tengu, brujas, bestias extrañas, etc. Como gran aficionado que soy a La Leyenda de los Cinco Anillos, pues en algunos momentos estaba babeando de la emoción, porque lo cierto es que parece una película basada en Rokugan (comentario que también me hicieron otros camaradas).

Así, tenemos a Kai (Keanu Reeves) un mestizo despreciado por casi todos, pero que es un auténtico fiera con la espada, ya se verá por qué, que no quiero spoilers de más, y que por amor a la hija del daimyo muerto, se une a los ronin en contra del señor Kira.

La verdad es que la película me ha gustado mucho. Es más, me ha encantado. Imagino que los puristas de la Historia aún estarán cometiendo sepukku, pero yo, viendo el trailer y sabiendo lo  que me iba a encontrar, la he disfrutado enormemente. Una historia conocida pero que funciona, con unos grandes efectos visuales y sin tonterías para niños de 3 años (Sí Bombur dentro de un barril, te miro a tí...) unos actores bastante sobrios, destacando un Hiroyuki Sanada al que ya vimos en el Último Samurai y que en esta repite su papel de samurai enfadado con el mundo.

También me han gustado mucho el "malo", el señor Kira, y sobre todo, la bruja que va con él, que ha logrado un personaje sinuoso y astuto como una serpiente, a la par que peligroso. Me ha encantado este personaje.

La película mantiene un buen ritmo, sus dos horas de duración se me pasaron volando, aunque quizá, e imagino que por razones de duración, habría aprovechado más a esos gaijin de la isla de los holandeses, sobre todo al occidental tatuado, que sale incluso en el póster, y en realidad, en la película, ni dos minutos, aunque su estética es simplemente brutal.



Como apartados negativos,  en algunos momentos hay un poco de "cámaraparkinson" y no terminas de ver muy bien las escenas de lucha, pero no es tan grave como en otras pelís. Y alguna que otra cosita, pero ya digo, que son pequeñas puntualizaciones.

Para mi gusto, una película redonda. No de estas que sales del cine flipando, pero sí de las que sales y piensas "joder, que entrada más bien pagada, carajo".


Mi nota es un notable alto. 

No hay comentarios: