13 ene. 2014

The Boys, de Garth Ennis

¡Saludos!

Los Reyes Magos de este año me trajeron, entre otros regalitos frikis, el primer tomo recopilatorio del comic The Boys, publicado por Norma, guionizado por Garth Ennis y dibujado por Darick Robertson. Supongo que los aficionados a los comics conocerán a Ennis, sobre todo por la serie Predicador, que fue la que le lanzó a la fama.

Yo personalmente he leído algunas cosas de él, pero justamente Predicador no, aunque sí que conocía que era un tipo bastante irreverente y con un humor muy negro. Además, el dueño de la tienda de comics a la que suelo ir, así como algún amigo, me lo había recomendado, y cuando ojee las primeras páginas, tuve claro que lo quería. 

Pues esta The Boys se ambienta en un mundo contemporáneo al nuestro, en el que existen los superhéroes. Y hasta aquí, cualquier similitud con cualquier serie actual de supers que exista.

Ennis nos presenta unos superhumanos bastante más “realistas”, en el sentido de que, probablemente, si a la mayor parte de la humanidad le dieran esos poderes, seguramente se convertirían en un atajo de hijos de puta del calibre de los que llenan las páginas de The Boys.

Egoístas, puteros, drogadictos, adictos al sexo… Todos participan en una gran mentira “comercial”, dándose de hostias de cuando en cuando para seguir siendo populares, que la gente compre sus comics y el merchandising, y seguir ganando pasta a expuertas para poder seguir gastándolo en sus vicios. A destacar sobre todo el grupo de los siete, claramente una versión de La Liga de la Justicia, cuyos miembros tienen unas "curiosas" pruebas de acceso para las neofitas jajajaa. 

Con estos mimbres, Ennis nos cuenta la historia del Carnicero, el líder de The Boys, un grupo de tipos que se encarga de ir contra los superhéroes y recordarles que no pueden hacer lo que les dé la gana. Carnicero, desde el principio, recluta a Hughie, un tipo sencillo con el aspecto de Simon Pegg, el actor de Zombis Party, (que tiene una presentación brutal en las primeras páginas)

A mí me ha encantado. Es irreverente, con un humor muy muy negro y muy cabrón, en muchas ocasiones es excesivo, pero no puedes evitar reírte a carcajadas con las barbaridades que hace el grupo. Además, tiene dos personajes muy molones como son El Francés y La Hembra, uno de esos personajes que no dejan títere con cabeza allá por donde pasan, y un protagonista, Carnicero, que no sabes durante todo el comic si odiarlo o adorarlo.

Detrás de la parafernalia de bestialidades, se puede leer una crítica al método editorial del mundillo del comic, así como a los clichés convencionales del género de superhéroes. Creo que una serie de supers guionizada con libertad por Ennis podría estar muy bien, tendré que echarle un ojo a lo que ha sacado con las grandes.

No me quiero extender mucho más porque no quiero soltar spoilers, prefiero que descubráis The Boys por vosotros mismos, que vale la pena jaja.

Para mí, recomendadísima, notable alto.

No hay comentarios: