3 abr. 2009

Ríos de Tinta 05: Las Nieblas de Avalón

¡Saludos a los Viajeros!

En la reseña de hoy voy a comentar el último libro que ha pasado por mis manos. Se trata de Las Nieblas de Avalón, de la fallecida autora Marion Zimmer Bradley, conocida también por la saga Darkover.


En este libro, la autora aborda los archiconocidos mitos artúricos, pero con un punto de vista completamente diferente. Siempre he sido fan de Arturo, y he leído varias cosas sobres el: Chetrien de Troyes, Steinbeck, la pentalogía de Pendragón de Stephen Lawhead, etc. Pero nunca nada como esto.

En este libro, las protagonistas son las féminas. Las mujeres artúricas, generalmente relegadas a papeles tipo la mala de turno (Morgana el Hada) o mujer infiel (Ginebra) son el auténtico motor de una novela que me ha enganchado de sobremanera.
En la mayoría de los mitos artúricos, el Rey Arturo es un gran hombre, y gran rey, experto guerrero, generoso, justo y audaz. En definitiva, el paradigma de monarca y héroe. Pues aquí es un hombre tirando a mediocre, guerrero normalito, pero buen gobernante del reino que tanto tiempo le ha costado crear.

Aquí, quien tiene a mi parecer, el protagonismo absoluto es Morgana. Una mujer criada en las religiones antiguas, (en la antigua isla de Avalon) en constante lucha por evitar que el cristianismo borre de la faz de la tierra las otras religiones. Vamos contemplando su evolución, desde niña a mujer, de mujer a madre, y de madre a conspiradora.

Es, con diferencia, el mejor personaje del libro. Sir Lancelot, que nunca ha sido santo de mi devoción, aquí es presentado como un guerrero formidable, apuesto, encantador, maravilloso…y por supuesto, absolutamente insoportable. Al igual que Ginebra, que es una rubia tonta, pero tontísima del bote, que asustada por su “pecaminoso” amor por Lancelot, se hace devota cristiana, constantemente atenazada por dudas internas.

La autora también se preocupa de desmitificar al conocido Merlín, que aquí, más que un hombre, es un título, otorgado al Druida de Inglaterra, el Espíritu de Britania, cargo que desempeñan varias personas, con mejor o peor suerte.

En vista de todo lo que he dicho, podríais pensar: si los personajes no molan…¡el libro tiene que ser una bazofia! Pues no. Porque sale Morgana, y ella lo arregla todo, sin llegar a ser, ni mucho menos, perfecta.

Creo que todo aficionado al Rey Arturo debería leer este libro, más que nada por tener otra perspectiva que no sea lo que todos conocemos, que es el principal valor de la novela. Coger una historia ya conocida, y otorgarle ese punto de originalidad que la hace nueva.

De hecho, la autora vendió millones de copias, y alcanzó gran fama gracias a ella. Existen dos libros adicionales, pero sus protagonistas no son los principales, y teniendo en cuenta que esta novela es autoconclusiva, me suena a un intento de sacarnos la pasta, así que no me generan demasiado interés.

En definitiva, un libro muy recomendable.

Mi nota: 7,8

1 comentario:

mondragon lasombra dijo...

jejeje si mi gran amigo vicioso de las novelas arturicas le da el visto bueno y encima mi otro gran amigo y mi recomendador de libros personal tambien lo habia hecho en el pasado, no cabe duda de que tiene que ser un buen libro, ya en su momento me negue a leerlo, por que preferi otras sagas, puede que en un futuro le encuentre un hueco ;)

Un saludete y espero la proxima (muy proxima) reunion Pendragonica con ansia jijiji